Istanbul, destino turístico de primer nivel, atrae a más visitantes a pesar de la inflación

Reportage
Malgré l'inflation, Istanbul attire de plus en plus de touristes du monde entier
La gastronomie turque, les merveilles historiques, les bazars aux épices, le Bosphore... Autant d’atouts qui ont fait d’Istanbul l’une des toutes premières destinations au monde, qui vise cette année, les 60 millions de touristes.

La ciudad de Estambul es uno de los destinos turísticos más populares del mundo, gracias a su gastronomía turca, sus maravillas históricas, sus bulliciosos bazares de especias y su impresionante paisaje junto al Bósforo. Este año, se espera que la ciudad atraiga a más de 60 millones de turistas, lo que la convierte en una de las principales atracciones turísticas a nivel global.

La Turquía busca superar su récord de turistas

Con 17 millones de visitantes en los primeros cinco meses del año, Turquía busca posicionarse como un destino turístico de renombre a nivel mundial y superar su récord del año pasado, que rozaba los 50 millones de turistas. Este año, el objetivo es llegar a los 60 millones y obtener ingresos por valor de 60 mil millones de dólares. Por supuesto, Estambul es el destino favorito.

«Un mélange d’Orient et d’Occident»

En la península histórica, la explanada de Santa Sofía y la Mezquita Azul están llenas de turistas. Es el momento de una pequeña pausa bajo un árbol para Paul, el estadounidense, quien aprovecha al máximo los dos días que pasa en Estambul: «Santa Sofía, la Cisterna… También vamos a visitar el Palacio de Topkapi, enumera. También hemos visto Dolmabahçe y hemos hecho un crucero por el Bósforo. Es maravilloso, la historia es increíble».

Todos están allí por la antigua iglesia convertida en mezquita, como Maria, una historiadora rusa que vive en Alemania. «Sabes, Santa Sofía también es muy famosa en la cultura rusa, describe. Es la cuna de nuestra iglesia ortodoxa. Y además, es verano, se siente bien estar en un país cálido. Venimos de Berlín, hacía tanto frío».

Carmen, de Córdoba, España, espera en la fila: «Es una cultura diferente. Estoy deseando visitar la mezquita: lo que quería era ver esta parte del mundo, conocer esta parte tanto europea como asiática… Lo que me impactó fue el caótico tráfico, y luego, esa mezcla de culturas«.

Artículo para leer  Incendios violentos en California obligan a miles de habitantes a huir

Moira y Miled, provenientes de París, también están encantados. «Es una mezcla de Oriente y Occidente, dicen. También se come bien«, sonríen, hablando de los durum y los lahmacun, una especie de tortillas. Pero una pequeña sorpresa los esperaba: «Es caro, nota Moira, no me esperaba eso. Especialmente el precio de los museos«. «Y Santa Sofía, añade Miled, ahora es de pago para los franceses y no se puede ver tan bien como antes«. «El Palacio de Topkapi, fue disuasivo«, responde Moira.

En efecto, hay que contar con 50 euros para una visita durante el día, 150 si se desea una visita nocturna. Frente a la taquilla del Palacio, una joven pareja cuenta su dinero. «Los precios han subido terriblemente en estos últimos dos-tres meses. 50 euros la visita al Palacio de Topkapi… no sé«, duda el esposo. «No pago por eso«, sentencia su esposa.

La inflación también está afectando el presupuesto de los turistas. Esto ya se siente en las playas del sur, donde los hoteles en Bodrum solo están al 70% de ocupación. Los profesionales están haciendo descuentos de última hora en los mercados europeos y rusos. Turquía quizás tenga más dificultades de las que imaginaba para superar todos sus récords.

Fuente del artículo : Francetvinfo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *