TRENDING

Informe: Cuero sin animales, ¿realidad o fantasía?

Piñatex

Adjetivar al cuero como vegano responde a una relación de analogía que permite ser más comprensible una realidad y, por supuesto, a una estrategia de marketing para cautivar a un público preocupado por el sufrimiento de los animales. Es similar a llamar carne a la proteína de soja o decirle queso al tofu. Sin embargo, cuando se está frente al cuero vegano es necesario ser un poco más perspicaces e investigar realmente qué se está vendiendo.

Hay que tener en cuenta que en los últimos años han surgido muchas alternativas que intentan complacer a los detractores del cuero y a los consumidores que se sienten culpables por vestir animales. La mayoría ha tomado denominaciones con términos similares, lo que puede resultar confuso al comprador que intenta saber ante qué tipo de producto se enfrenta.

Generalmente, la industria del cuero vegano hace referencia a aquella que, si bien no utiliza materiales de origen animal, sí usa aquellos con apellido sintético como el policloruro de vinilo (PVC), que es pariente del petróleo. Esta es la razón por la que no es tan popular, pues se cuestiona la contaminación que involucra su producción.

Cuero obtenido de las piñas

Su uso a veces es indistinto con el del cuero ecológico,  el cual supuestamente tiene un menor impacto, pero no siempre está libre del uso de pieles de animales. Algunos blog de moda y de veganismo mencionan que, como suele suceder, lo ecológico solo se trata de una nueva forma de hacer más atractivos a productos como la cuerina.

Antes que el pesimismo caiga por completo hacia los veganos o quienes intentan serlo, es importante hablar del llamado cuero vegetal, que está utilizando el corcho, la piña y la manzana, como algunos de los reemplazos al cuero natural.

Peryan vegan

El año pasado la marca Hugo Boss lanzó su línea de calzado hecha con Piñatex, un material de fibras de hojas de piña desarrollado por la diseñadora de modas Carmen Hinojosa. Recientemente, la empresa italiana Frumat ha creado el apple ten lork, otra alternativa al cuero que está hecha de corazones y pieles de manzana. El diseñador francés Philippe Starck creó una colección de muebles tapizadas con este material.

Hugo Boss

Pero, ¿resulta realmente sustentable producir estos productos? El artículo El “cuero de piña” ofrece una alternativa de moda vegana, publicado por FashionNetwork.com, explica que para elaborar un metro cuadrado de Piñatex se necesitan 460 hojas de esta fruta y que, según el portal Statistica, la producción global de piña alcanzó 25 millones de toneladas en 2016. Podría serlo, entonces.   

https://www.instagram.com/p/BiCSJT7hGEx/

Aquí no termina todo. Aunque aún en desarrollo, la ciencia propone su propia solución. Ya hace un tiempo se ha habla sobre el cuero biotecnológico, que consiste en “cultivar” el cuero natural en laboratorio por medio de las células. Esto podría atraer incluso a quienes el maltrato animal les es indiferente en su comportamiento de consumo.

Parece que el futuro es optimista para los animales y para aquellas mentes que los defienden, ya sea desde el activismo, la ciencia, su estilo de vida y la propia industria.   

Diego Ato
Comunicador por la Universidad de Piura. Coordina proyectos de formación democrática y derechos humanos. Le interesan los temas de género, sociedades cerradas latinoamericanas y corrección de estilo. Escribe y dibuja en su blog ‘Fante con lentes’.
1 Comment

Deja tu comentario

Loading Facebook Comments ...

1 Comment

  1. Orval Band

    Febrero 22, 2019 at 1:42 pm

    Hello, yes this piece of writing is in fact nice and I have learned lot of things fromit about blogging. thanks.

Leave a Reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

To Top