SIN FRONTERAS

Sin fronteras: Apps que ahorran

Mi teléfono y yo tenemos una relación especial. Es una relación amor-odio, pero debo admitir que no solo es mi cámara favorita a la hora de viajar por el mundo, sino que gracias a él he descubierto algunas apps que me han ayudado a no despilfarrar mis pocos chibilines a la hora de viajar.

1-Hopper

Muchos buscan pasajes por LAN o su aereolínea de preferencia. Hoy, hijo mío, te vengo a decir que NO. Ni se te ocurra. NO LO HAGAS. Pero, ¿porqué? Simple, papalindo: porque tu aereolínea no te va a decir que la competencia tiene opciones más baratas. Y, ¿cómo comparo precios entre aerolíneas? Con una de las tantas apps especializadas en esto.

Ahora, mi favorita es Hopper, porque tiene la maravillosa función de colocarte el año completo indicándote los rangos de precio y así puedes tomar una decisión más acertada.

Toma en cuenta que muchos de los más económicos, tienen largas horas de espera en las escalas… o MUCHAS escalas. Yo pagué $678 en pleno verano, pero tuve 5 escalas y cerca de 34 horas de viaje. Sobra decir que llegué a Madrid sin nalgas. Súper sensual.

2-Booking

A la hora de buscar dónde dormir, los hostels de mochileros siempre son una buena opción. Por supuesto, para esto está Booking, que te permite filtrar por tipo, calificación y rango de precios y tiene MILLONES de opciones, ¡incluidos campings! Además, puedes hacer la reserva por internet y no necesitas imprimir nada: arbolito salvado y estrellita en la frente.

3-AirBNB

Ahora, hay veces en que el hostel sale de nuestro presupuesto, o simplemente no hacemos match con ninguno (más o menos como yo en el amor). En estos casos, AirBNB viene al rescate. Es una app maravillosa en que gente común y corriente te alquila un espacio en sus hogares: encontrarás opciones de súper lujo y a algún buen samaritano que te cobra 5 euros por quedarte en una casa en pleno centro de la ciudad. Match inmediato.

4-Couchsurfing

Una alternativa a las dos últimas y mi favorita del mundo mundial. Esta es una red social para viajeros que, a falta de dinerros, eligen quedarse en casa de otros viajeros y compartir tiempo, experiencias y buena onda. ¿Lo mejor? ES COMPLETAMENTE GRATIS. Yo la usé por Alemania, Holanda y Rusia, no pagué ni un centavo y juro que hice los mejores amigos que fungieron de guías turísticos. Créeme, chicho, no hay NADA mejor que un local para mostrarte la ciudad.

5-Blablacar

Esta es una red social en la que la gente que tiene un auto y le sobran espacios, publica sus viajes para que otros viajeros (sin auto) se apunten al roadtrip. Se paga por asiento como abono de gasolina y haces buenos amigos. Amo esta app porque, si bien los trenes y aviones son opciones asequibles, cuando viajas como yo y no tienes ningún horario ni calendario fijo, Blablacar siempre tiene opciones para llegar al siguiente destino… ¡y es mucho más rápido y cómodo que un bus o tren! Nada como despanzurrarte en el asiento trasero mientras, cual perro, sacas la cabeza (o cualquier parte del cuerpo que prefieras) por la ventana.  Feeling.


Fuente de imágenes: Milagros Tuñón

Milagros Tuñón
Creo firmemente en que tener plata no debe ser un requisito para recorrer el mundo y, como ser consecuente que soy, pongo en práctica mis creencias mientras te cuento cómo a través de mi blog, @PasaporteLleno. Ya son 21 países recorridos y todavía no me declaro en bancarrota.
Click to comment

Deja tu comentario

Loading Facebook Comments ...
To Top