LÍNEA DE GÉNERO

Análisis: caso Susel Paredes, ¿un avance hacia el matrimonio igualitario?

Ayer se conoció que el Décimo Primer Juzgado Constitucional reconoció el matrimonio civil entre Susel Paredes, gerenta de Fiscalización de la Municipalidad de La Victoria, y su esposa Gracia Aljovín, contraído en Miami en el 2016. Esta institución declaró fundado, en primera instancia, el proceso de amparo promovido por la pareja homosexual en contra de la resolución administrativa del Registro Nacional de Identificación y Estado Civil (RENIEC).

Las organizaciones que defienden los derechos de las personas LGTBI han aplaudido este hecho. Pero ¿qué implicancias tiene este caso para el avance del matrimonio igualitario?

Según Aura Arbulú, abogada de Ciudadanía Joven y especialista en derechos humanos, esta sentencia es un gran paso, ya que muestra un cambio en la cultura jurídica peruana, que ha sido ajena a temas fundamentales y de reconocimiento del derecho de minorías.

La decisión del Décimo Primer Juzgado Constitucional se basó en que la Constitución actual y la de 1979 no restringen el matrimonio entre personas del mismo sexo. Arbulú explica que también se ha aplicado el control de convencionalidad, que permite interpretar el derecho internacional al derecho interno.

“El juzgado decidió no aplicar el Código Civil, por ser contrario a lo que establece la Constitución sobre la familia y el matrimonio, cuyos conceptos han evolucionado, tal y como interpretó  la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH)”, afirmó Arbulú.

La sentencia del juzgado cita la opinión consultiva OC-24/2017 de la Corte IDH, en los puntos 6 y 7 de su parte resolutiva, que mencionan que la Convención Americana protege el vínculo familiar que puede derivar de una pareja del mismo sexo y que el Estado debe reconocer y garantizar todos los derechos que se derivan de este vínculo.

Por su lado, RENIEC expone que no es válido imponer ideas personales porque con ese mismo criterio se podría exigir el reconocimiento de matrimonios polígamos y de menores de edad. También menciona que resultaría inequitativo para otros connacionales que no estén en posibilidades para eludir limitaciones económicas.

“Los argumentos de RENIEC no son jurídicos, sino bastante ideologizados. No cree en la figura del matrimonio igualitario. Es clarísimo que esta institución va a apelar y, si se anula la sentencia, Susel Paredes puede elevar su caso al Tribunal Constitucional”, afirma Aura Arbulú.

 

Camino hacia la igualdad

El congresista Alberto de Belaunde felicitó por Twitter a Susel Paredes. “Esperemos que RENIEC entienda su rol institucional y no apele esta histórica decisión”, publicó en su red social.

Si el caso llega al Tribunal Constitucional (TC) y este dicta una sentencia favorable a Paredes y Alojín, según Arbulú, como es un proceso de amparo, en teoría solo tendría efecto entre las partes, es decir, en la pareja.

Además, explica, hay una diferencia en que resuelva un juzgado de primera instancia, como es el actual caso, o que lo haga el TC. “Lo dicho por el primero no vincula a las salas, ni a la Corte Suprema de Justicia, ni al Tribunal Constitucional. En cambio, lo que dictará este sobre el tema reconociendo el matrimonio homosexual, tendría que ser seguido por cualquier juez en el país”.

Esto quiere decir que, si RENIEC niega el registro de un matrimonio en el exterior, se debería ir a un juzgado y este debería aplicar lo señalado por el TC.

Diego Ato
Comunicador por la Universidad de Piura. Coordina proyectos de formación democrática y derechos humanos. Le interesan los temas de género, sociedades cerradas latinoamericanas y corrección de estilo. Escribe y dibuja en su blog ‘Fante con lentes’.
Click to comment

Deja tu comentario

Loading Facebook Comments ...

Leave a Reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

To Top