ECONOMÍA

Taylor, “look what you made me buy”

El “Taylor Swift Tix”: una redefinición de fanatismo

Con el anuncio de su nuevo álbum Reputation, una nueva (y gótica) Taylor Swift hizo su reaparición. Sin embargo, su controversial regreso ha generado malestar entre sus seguidores, al proponer un nuevo esquema de venta de entradas. Un modelo que, con el afán de combatir la reventa de entradas, ha cambiado los estándares del fanatismo; la pregunta es ¿podrá lograrlo?

Hace seis meses, Ticketmaster lanzó oficialmente su programa Verified Fan (VFP), una iniciativa que busca evitar que revendedores y bots[1] se apropien de los tickets cuando salen a la venta[2]. El sistema funciona así: las personas se registran y una vez que se verifica su identidad, un grupo seleccionado al azar recibe códigos que con los que se desbloquean pre-ventas. Así, los verdaderos fans pueden adquirir tickets a precios accesibles.

El 24 de agosto, la compañía anunció el Taylor Swift Tix, un programa alineado al VFP, pero con una metodología diferente. Además de registrarte, para demostrar tu fanatismo debes realizar otras actividades con el fin de incrementar las chances de comprar una entrada en pre-venta. Si bien existen actividades gratuitas, las pagadas son las que verdaderamente marcan la diferencia y serían indicadores de que eres un mejor fan.

En ese sentido, si compras merchandising (como un anillo de serpiente a US$60, polos a US$45 o hasta 13 copias del álbum) tendrás un puesto muy por encima que otra persona que solamente difunde la publicidad de Taylor por redes sociales y mira el video de “Look What You Made Me Do” cinco veces al día. La competencia incentiva a que las personas gasten todo lo que puedan en tres meses para acumular puntos que incrementarán sus chances. Una apuesta bastante arriesgada, pues ello no garantiza que adquirirán las entradas.

¿Una serpiente codiciosa?

Algunos medios han tildado a Swift de avariciosa e incluso estafadora, pero el programa sería necesario para que los fans aseguren sus tickets. El VFP, en su esquema original, logró que menos del 3% de las entradas al tour de Bruce Springsteen (el cantante mejor pagado en el mundo) terminara en el mercado secundario [1]. El caso de Swift es distinto, pues se deben comprar productos adicionales.

Puede parecer “injusto”, pero en realidad la ticketera está aplicando una mejor estrategia de discriminación de precios (subastando los tickets al mejor postor [2]). Los revendedores surgen siempre y cuando existe un excedente del consumidor que no ha sido aprovechado en el mercado: saben que hay fans dispuestos a pagar precios por encima del valor nominal. Con el Taylor Swift Tix, en lugar de pagar un extra solo por la entrada, sería lógico que los swifties prefieran merchandising oficial.

Es importante notar que la ticketera nunca afronta pérdidas. El problema surge porque ni Ticketmaster, ni Swift rentabilizan sus proyectos de manera óptima, por lo que son grandes sumas de dinero que dejan de ganar por revendedores. Entonces, el programa sería una estrategia win-win para los productores, ticketeras y fans. Será interesante ver los resultados en unos meses, aunque la tecnología podría sorprendernos con la creación de un bot que supere las expectativas.

[1] Los bots son programas computacionales desarrollados por revendedores (brokers) que ejecutan todo el proceso de compra de entradas en segundos e, instantáneamente, pueden ofrecerlas en otras webs de reventa como StubHub.

[2] Han existido casos donde los tickets se revendieron a precios superiores en 1000% a los originales.



Fuentes:

[1] Los Angeles Times (2017). “Taylor Swift’s Ticketmaster ‘Verified Fan’ initiative sparks controversy”. Obtenido de: http://www.latimes.com/entertainment/music/la-et-ms-ticketmaster-taylor-swift-20170830-story.html.

[2] Bloomberg (2017). “Fans watch Taylor Swift. Economists watch the fans”. Obtenido de: https://www.bloomberg.com/view/articles/2017-08-29/fans-watch-taylor-swift-economists-watch-the-fans#footnote-1504019115998.

[3] New York Times (2016). “Stop the bots from killing Broadway”. Obtenido de: https://www.nytimes.com/2016/06/07/opinion/stop-the-bots-from-killing-broadway.html.


Sara Wong
Economista de la Universidad del Pacífico y fotógrafa wannabe. Busca contribuir al desarrollo de las microfinanzas y fomento de la inclusión financiera. Le encanta descubrir nueva música, dibujar manga y no puede vivir sin sus clases de baile.
Click to comment

Deja tu comentario

Loading Facebook Comments ...
To Top