ECONOMÍA

Netflix: La nueva TV después de la TV

Fuente: The Odyssey Online

Esta semana, se estrenó la quinta temporada de House of Cards, una de mis series favoritas. Si aún no han empezado a verla, no se preocupen que este artículo no contiene spoilers. Mientras aparecían los créditos al final del primer capítulo, me puse a pensar en las miles o millones de personas que, así como yo, estaban conectadas para ver esta serie o cualquier otro contenido en Netflix. Inmediatamente, surgió la siguiente pregunta: ¿cuál es el modelo de negocio de esta empresa y qué la hace tan exitosa?

Netflix se fundó en 1997. En ese entonces, ofrecía el servicio de alquiler y venta de DVDs a través de correo en Estados Unidos. Los suscriptores seleccionaban las películas en un catálogo disponible en la página web y, luego, debían esperar a recibirlas en un sobre rojo. El negocio fue una apuesta arriesgada. En esa época, muy poca gente utilizaba DVDs, el VHS era aún la forma más común de ver películas en casa y era fácil conseguirlos en las miles de tiendas de alquiler de videos en todo el país –por ejemplo, en alguno de los nueve mil locales de la desaparecida cadena Blockbuster–.

El incremento de la penetración de Internet abrió nuevas oportunidades para Netflix. Diez años después de ser fundada, la empresa empezó a ofrecer el servicio de streaming –la transmisión de contenido en línea–. A partir del 2008, empezó a establecer alianzas con los principales productores de equipos electrónicos. En el 2010, ya era posible conectarse a Netflix desde consolas de videojuegos, smart TVs y smartphones más populares del mercado. En paralelo, la empresa inició su expansión internacional: primero a Canadá y, un año después, a Latinoamérica.

Lo que al inicio fue una apuesta arriesgada, hoy es un éxito rotundo. La clave radica en tres puntos principales. Primero, la ubicuidad. Netflix está disponible y es compatible con casi, por no decir todos, los dispositivos electrónicos. Segundo, el contenido on-demand. A diferencia de la televisión tradicional, Netflix permite al usuario elegir qué ver, cómo, cuándo y cuántas veces. Incluso, ofrece sugerencias personalizadas en base a nuestro historial. El tercer factor es el contenido original. Cada año, la empresa lanza nuevas series, películas y documentales que se encuentran disponibles únicamente en Netflix –de hecho, House of Cards, fue la primera serie original–. En el 2017, la empresa invertirá seis mil millones de dólares en programación y la producción de casi mil horas de contenido original.

El éxito de la empresa también se ha trasladado a los inversionistas. En lo que va del año, el valor de la acción de Netflix –que cotiza en NASDAQ– se ha incrementado 33.4% y 65.86% desde junio del 2016. Sin embargo, no todo lo que Netflix toca se convierte en oro. Recientemente, la empresa tuvo que cancelar varias series luego de unas pocas o, incluso, una sola temporada. El motivo: no habían logrado atraer a suficientes suscriptores y espectadores para justificar los costos de producción que pueden superar los cien millones de dólares por temporada.

Aunque es el líder indiscutible del streaming on-demand, Netflix no es el único jugador en este mercado. HBO y Amazon, por ejemplo, ofrecen un servicio similar al de Netflix. Sin embargo, la empresa no ve a estos jugadores como sus únicos rivales, sino que compite con cualquier otra actividad de ocio que las personas tienen disponible. Esto incluye ir al cine, salir a cenar o ver televisión tradicional. La dirección de Netflix cree que aún existen oportunidades para seguir creciendo, a pesar de contar con casi 100 millones de suscriptores. Esto implicaría no solo ampliar la selección de contenido disponible –tanto original como de terceros–, pero también seguir ganando suscriptores en todos los países en los que está disponible –entró a más de 130 en el 2016–. Bienvenidos a la era de la nueva TV después de la TV.

Luis Cerro
Estudia Economía en la Universidad del Pacífico y trabaja en el área de Estudios Económicos de Apoyo Consultoría. Tiene experiencia en consultoría, inversiones y periodismo económico. Miembro del equipo ganador de la fase local del CFA Research Challenge 2017. Ha participado en Modelos de Naciones Unidas en Australia y Estados Unidos como miembro del equipo Peruvian Universities. Interés en política y economía internacional. Le gusta viajar, leer y el buen café.
Click to comment

Deja tu comentario

Loading Facebook Comments ...
To Top