ECONOMÍA

Opinión: El monstruo que todo lo come

Fuente: CulturaCientífica

El caso Lava Jato empezó como una bola de nieve que ahora parece más un monstruo que se va a tragar toda la clase política de América. Ministros, congresistas, ex presidentes e incluso presidentes, como el nuestro, están siendo engullidos por este monstruo. Y cada vez que se come a alguien crece más y más; al punto de amenazar con comer países enteros, de comerse nuestro país.

Pero, ¿cómo se alimenta este monstruo?. Se alimenta de políticos y de inversión con el estado bañada en una salsa de corrupción. Este monstruo ya se tragó a Alejandro Toledo, al mismo Odebrecht y a la pareja Humala, amenaza con tragarse a Alan García, Keiko Fujimori y al plato más jugoso en todo el Perú, el actual Presidente de la República, Pedro Pablo Kuczynski. Dejando de lado al monstruo, los indicios muestran que PPK recibió US$ 782 mil a través de Westfield Capital, empresa del actual mandatario; aún así faltan pruebas para poder declarar que nuestro actual presidente es culpable pues todo esto se hizo mediante el Sr. Sepúlveda.

Pero mientras el monstruo espera el bocadillo final se da un festín con nuestra economía. La bolsa sigue cayendo por la incertidumbre y las inversiones se detienen. Es por eso que se pronostica que la inversión del Estado aumente más, ha aumentado un 48% la inversión; pero la privada es muy probable que siga reduciéndose. Y esto sucederá a nivel nacional a pesar de la reconstrucción del norte del país, a pesar de Olmos y sus S/222 millones, y a pesar del repunte de la economía del oriente del país (con un 4.9% de crecimiento en el ultimo trimestre); no hay nada que la incertidumbre sobre el gobierno no vaya a mermar. Prueba de esto es el fortalecimiento del dólar, con un valor de S/3.299, su valor más alto en lo que va del año debido al debilitamiento de nuestra moneda.

Y ahora, ¿qué pasará con la propuesta de pedir la vacancia del actual Presidente?. Depende cómo se desarrolle. Por un lado demuestra un gobierno en contra de la corrupción, que no se la permite a nadie y menos al presidente; por el otro lado muestra que la clase política de nuestro país es poco confiable y que por lo mismo las inversiones en nuestro país son riesgosas, tal como S&P está pensando mostrar con una recategorización de nuestro riesgo de inversión. Pero, ¿qué opciones hay para evitar que el caos siga aumentando y que el monstruo de la corrupción siga creciendo? Si se genera la vacancia del presidente y asume el vicepresidente, no se verá una limpieza total del gobierno, no se sentirá que se extirpó la corrupción desde la médula. La otra opción es convocar a elecciones generales; las cuales, siempre generan caos y una fuerte reducción en el crecimiento del PBI, pero dará una sensación de confianza hacia el gobierno y podría ayudar a recuperar inversiones en un largo plazo.

Haga lo que se haga el monstruo requiere un sacrificio.

Esperemos que el sacrificio no sea un Perú.

Agustín Orozco
UdeP, futuro economista y mellizo
Click to comment

Deja tu comentario

Loading Facebook Comments ...

Leave a Reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

To Top