BLOG EMPRESARIAL

El Cuarteto

La inserción al mercado laboral es quizás uno de los momentos más significativos en la vida del ser humano. Se repite una y otra vez, especialmente si la economía se desacelera, la competitividad se intensifica en un sector determinado, o las generaciones más jóvenes comienzan a ingresar al indicador de la PEA. Este inevitable proceso para casi la mayoría de la población, puede convertirse en una experiencia estresante cuando se prolonga y no se obtienen resultados positivos. En tanto, ¿cómo podemos disminuir los niveles de estrés mientras dura? ¿Cuáles son los aspectos a considerar para conseguir el empleo esperado? Aquí algunos consejos:

  1. Números.- Un CV bien estructurado, con la información concreta y visualmente limpio, no es suficiente. Los reclutadores también buscan evidencias cuantificables a primera vista. Es decir, indicadores. Números que demuestren nuestra habilidad en la función. Si la labor era comprar materiales, entonces será mucho más creíble, y vendible, especificar “negociar con proveedores compras por montos mayores a S/100,000, logrando ahorros anuales de 10% en promedio”.
  1. Pasado.- Detallar lo que se realizaría en el futuro de ser el elegido, la implementación de una propuesta ideal, es casi irrelevante. El entrevistador necesita información para deducir si tenemos la capacidad para llevar a cabo las tareas; data que solo obtendrá si les contamos nuestro pasado. Solamente describiendo lo que hicimos, las experiencias relacionadas, motivaremos a que el headhunter piense: “sí, se ha desempeñado en el puesto, lo ha hecho”.
  1. Práctica.- Que la práctica hace al maestro, es más obvio que el brillo del sol. Nuestra destreza en la búsqueda se incrementará mientras acudamos a más entrevistas y resolvamos más pruebas psicométricas. En ocasiones nos descalifican por novatos, por no haber participado de un proceso desde hace mucho, por falta de experiencia en los puntos anteriores. No quiero afirmar que postular a todo, hasta lo que no tiene relación, sea entonces la solución. Lo importante es no caer en la selectividad extrema. Cada reunión con un especialista de selección es una oportunidad de aprendizaje, al margen del desenlace.
  1. Contactos.- Como siempre recalco a mis clientes y estudiantes, los cargos apetitosos no están necesariamente en las web especializadas o en las redes sociales, sino en la boca de la gente. Relacionarse, conversar, otorga la posibilidad de descubrir contactos que nos podrán facilitar datos de vacantes no publicadas, referirnos con otros ejecutivos, o hasta contratarnos. La vida laboral está afuera.

El recorrido por el sendero de la empleabilidad es intenso, ansioso, agotador, pero muy satisfactorio cuando se obtiene lo deseado. Aplicado estas cuatro recomendaciones, este cuarteto, podremos lograr que dicha satisfacción arribe con mayor rapidez.

William Wong
Vicerrector de Servicios Universitarios de la Universidad de Ciencias y Artes de América Latina – UCAL. Magíster en Educación y Licenciado en Administración, con estudios de posgrado en National University of San Diego (USA) y Lehigh University (USA). Es experto en gestión del talento y marketing corporativo, columnista en medios de Lima y New York, así como autor del libro “Cómo Tener Un Millón De Contactos”.
1 Comment

Deja tu comentario

Loading Facebook Comments ...

1 Comment

  1. click me

    Junio 22, 2018 at 9:05 pm

    eOenUO Major thankies for the blog.Really thank you! Great.

Leave a Reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

To Top