ECONOMÍA

¿Cómo vamos en competitividad?

Fuente: Wikipedia

Imagine que es dueño de una empresa multinacional y está buscando expandir sus operaciones a un nuevo mercado. Para tomar esa decisión, usted considerará una serie de indicadores que lo ayuden a entender cómo es el entorno para hacer negocios en cada uno de los países que está analizando. Y, probablemente, elegirá aquel en el que su capital será más productivo.

Cada año, el Foro Económico Mundial (WEF, por sus siglas en inglés) realiza una evaluación de 12 pilares que agrupan indicadores relacionados a las instituciones, políticas y otros factores. Estos determinan el nivel de productividad de un país y sus resultados son publicados en el Informe Global de Competitividad. Hace algunas semanas, se publicó la última edición de este documento en el que se clasifica a 137 países evaluados. Este año, las primeras cinco posiciones del ranking son ocupadas por Suiza, Estados Unidos, Singapur, los Países Bajos y Alemania.

Nosotros, ¿cómo vamos? El Perú ocupa el puesto 72, lo que implica una caída de cinco posiciones respecto del informe publicado en el 2016. En la región, nos superan Chile (33), Costa Rica (47), Panamá (50), México (51), Colombia (66) y Jamaica (70).

Por pilares, destacamos por nuestro buen entorno macroeconómico (puesto 37) y el desarrollo de los mercados financieros (puesto 35). Estos son los únicos pilares en los que nos ubicamos en el tercio superior entre todos los países evaluados. Sin embargo, en el último año, retrocedimos en ambos –cuatro y nueve posiciones, respectivamente–. A estos dos pilares, se le suman otros seis en los que el Perú se estancó o retrocedió. Entre estos, resulta particularmente preocupante la caída en el pilar que mide la calidad de las instituciones (pasamos del puesto 106 al 116). Este retroceso se puede explicar por los problemas de corrupción en las instituciones públicas (pasamos del puesto 104 al 116) y privadas (pasamos del puesto 101 al 121). De hecho, según una encuesta realizada para la elaboración del reporte, los empresarios mencionan a la corrupción como el principal problema para hacer negocios.

Sin embargo, existen razones para ser optimistas. Respecto del 2016, mejoramos en los pilares de infraestructura (pasamos del puesto 89 al 86), salud y educación básica (del 98 al 93), preparación tecnológica (del 88 a 86) e innovación (del 119 al 113). Esto nos indica que las políticas implementadas en estos sectores van en la dirección correcta y deberían ser profundizadas.

En cambio, preocupa la falta de propuestas legislativas en las áreas en las que tenemos un mal desempeño. Por ejemplo, a pesar de que somos el octavo país con las peores prácticas para contratar y despedir trabajadores, no existe un liderazgo claro del Poder Ejecutivo o el Congreso para sacar adelante una reforma laboral. Sin embargo, regularmente se presentan proyectos de ley que nos restarían competitividad. Por ejemplo, Miguel Castro, congresista de Fuerza Popular, propone establecer límites a las tasas de interés que se cobran en el sistema financiero. De aprobarse, esto solo lograría restringir la disponibilidad de créditos a los segmentos más riesgosos de la población y los empresarios.  Con propuestas así, ¿usted invertiría en el Perú?

Luis Cerro
Estudia Economía en la Universidad del Pacífico y trabaja en el área de Estudios Económicos de Apoyo Consultoría. Tiene experiencia en consultoría, inversiones y periodismo económico. Miembro del equipo ganador de la fase local del CFA Research Challenge 2017. Ha participado en Modelos de Naciones Unidas en Australia y Estados Unidos como miembro del equipo Peruvian Universities. Interés en política y economía internacional. Le gusta viajar, leer y el buen café.
Click to comment

Deja tu comentario

Loading Facebook Comments ...

Leave a Reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

To Top