ECONOMÍA

Amazon hace temblar a supermercados estadounidenses

Fuente: Geekwire

La semana pasada, Amazon adquirió Whole Foods por 13.7 billones (mil millones) de dólares. La transacción se cerró en un precio de $42 la acción por la cadena de comida orgánica (27% por encima de su valor previo en la bolsa), unas 10.3 veces el valor de su EBITDA. El CEO de Whole Foods, John Mackey, se mantendrá en el cargo tras intentos del grupo inversor Jana Partners de removerlo del poder.

Se esperan grandes cambios en la industria de los groceries. La estrategia de Amazon es trabajar con márgenes bajos para ofrecer el mejor precio, la cual es distinta a la de Whole Foods que solía inflar sus precios al remarcar que vendía un producto orgánico. Se espera que Amazon amplíe el mercado de comida orgánica con una bajada de los precios.

¿Qué motivó a Amazon a comprar Whole Foods?

Amazon se convirtió el año pasado, superando a Volkswagen, en la compañía que más gasta en Investigación & Desarrollo en el mundo. Su objetivo al comprar este supermercado es buscar la comodidad del cliente, ya que estudios revelaron que muchos estadounidenses prefieren realizar todo desde una computadora en vez de ir a un lugar físico. El mercado electrónico de comidas no crece porque los consumidores prefieren observar el producto y asegurarse de que lo que están comprando es lo que realmente desean y tienen la certificación requerida, con la compra de Whole Foods se podrá mejorar en ese aspecto ya que los consumidores ya confían plenamente en la calidad de esta marca.

¿Qué consecuencias ha tenido esta compra?

Para muchos analistas, esto es un gran golpe de Amazon a Walmart. Este último buscaba ser un fuerte competidor de Amazon en los negocios electrónicos, al lanzar por ejemplo ataques de delivery gratis en 2 días sin requerir ninguna suscripción (como el servicio Prime de Amazon).Por su parte, Amazon potenciará su subsidiaria Instacart, la cual ya realiza delivery de productos de Whole Foods en más de 20 estados de los Estados Unidos.

La transacción tuvo un impacto enorme en las cadenas de supermercados. En el día de la venta, Walmart cayó más de 7% y las acciones de Kroger bajaron 17%. Sin embargo, no solo los supermercados deben preocuparse por esta compra. Un estudio británico reveló que incluso el 23% de personas que no tienen auto, usan un auto para realizar las compras de comida para el hogar. Para compañías de taxis, como Uber, la reducción en la asistencia a los supermercados podría generar un impacto negativo. La industria de restaurantes también está preocupada ya que según dijo Jonathan Maze, editor financiero del Nation’s Restaurant News, “Los consumidores pueden elegir comer en casa si un paquete de carne está a un menor precio”.

Mauricio Quevedo
Estudiante de finanzas de la Universidad del Pacífico. Gran interés en las finanzas corporativas. Apasionado por todos los deportes que involucren una pelota
Click to comment

Deja tu comentario

Loading Facebook Comments ...
To Top