DEPORTES

Piero Portanova :”La psicología deportiva cuenta con varias herramientas”

La importancia de un psicólogo en la formación y en el trabajo de un deportista es enorme, no solo porque sirve para ser soporte emocional o para arreglar temas personales, de ansiedad, de depresión y de todos aquellos problemas que padecemos los seres humanos; sino también para optimizar lo que ya está bien y eso es algo que la gente olvida.

También refuerza el nivel de autoestima que se encuentra muy alto o si ésta persona sabe resolver conflictos lo podría hacer aún mejor. Además, sirve como prevención de posibles desórdenes posteriores.

El trabajo del psicólogo es tan importante (como vimos con la selección peruana), como el trabajo táctico, nutricional o en distintos aspectos y es sumamente útil para la formación y consolidación de un deportista.

Considerando lo expuesto, nos involucramos en el caso de Nicolás.

Nicolás es un joven estudiante de 14 años que cursa el 3er año de secundaria en el Colegio “Carmelitas”; practica el Atletismo y ya ha competido en campeonatos de Adecore.

Conversamos con Karla, su mamá, quien muy amablemente nos dijo que fuéramos directamente con él y nos pueda brindar sus apreciaciones sobre el deporte que actualmente practica, y, por lo que da a entender, le apasiona.

P y C:

Sabemos por las redes sociales que participas en campeonatos de atletismo, específicamente en salto largo y velocidad.

¿Por qué escogiste el atletismo como deporte y no el fútbol, básquet o vóley, ya que en chicos de tu edad estarían más enfocados a ellos como tal?

Nicolás:                     

“En un principio lo escogí porque tenía a mis amigos practicándolo y lo hacía solo por estar con ellos. Al pasar el tiempo, me di cuenta que éste deporte me gustaba e iba mejorando cada vez más.

Lo que hacía en un primer momento por amistad, se convirtió en una pasión; no lo dejaría por nada del mundo y quizás más adelante podría tentar una beca.

Me llevo bien con mi profesor y lo que es mejor, me divierto con lo que hago”.

Karla nos comenta que actualmente el colegio no cuenta con un psicólogo deportivo, no brinda ese tipo de apoyo y sería de suma importancia para el deportista en la parte emocional.

“Quisiéramos tener uno, en lo particular, tengo muchos nervios antes de competir y creo que me ayudaría mucho en ese sentido”, agregó Nicolás.

Sobre éste y otros temas, conversamos con Piero Portanova, psicólogo colegiado con especialización en psicología deportiva y con grado de experto en psicología aplicada al fútbol. Con más de 20 años de experiencia en el rubro, dentro de los cuales es psicólogo del departamento médico del Instituto Peruano del Deporte – IPD, psicólogo de las divisiones inferiores de la Federación Peruana de Fútbol, psicólogo de la Asociación Estadio La Unión – AELU, además de realizar consultorías privadas a deportistas de diferentes disciplinas.

P y C:

Sabiendo de la importancia de la psicología dentro de la formación y desarrollo del deportista; queríamos saber:

¿Qué casos se le han presentado dentro de su experiencia laboral?

Piero:

Los casos son diversos dependiendo del ámbito de actuación. En deporte formativo, los padres juegan un rol importante y en ocasiones generan un estrés innecesario en los jóvenes deportistas. También en ocasiones los entrenadores no tienen un trato equitativo con todos los deportistas, o no saben reforzar adecuadamente conductas positivas o negativas. Algo que es transversal a todos los ámbitos es el manejo de la ansiedad competitiva, esto se ve en deportistas jóvenes como en los de alto rendimiento. En el alto rendimiento he tenido casos de deportistas que no saben manejar la activación y generan muchas faltas, o problemas de cohesión de grupo, en fin.

P y C:

¿Tuvo alguna complicación al detectar los casos? Y la otra pregunta, ¿Cómo encontró la solución?

Piero:

El problema de la psicología deportiva en el medio no está tanto en la detección de las situaciones problemáticas sino en cómo resolver estos casos. Muchas veces el diagnóstico es muy claro solo desde la observación y lo que la entrevista aporta. Esto pasa porque hay mucha teoría, cada vez más conocimiento pero no necesariamente a nivel de intervención. Ahora incluso se ha puesto de moda el “coaching deportivo” que no es nada más que otra herramienta para la solución de problemas.

P y C:

Dependiendo del caso, ¿aplicó alguna metodología para resolver el problema?

Piero:

En general la psicología deportiva cuenta con varias herramientas como el establecimiento de metas, la relajación, visualización, el control del pensamiento, entre otras. Inclusive hay un espacio para ser creativo dentro de éste conjunto de posibilidades porque el área así lo demanda.

P y C:

¿Los casos que se presentan en forma recurrente corresponden a niños o a jóvenes?

Piero:

En realidad, no hay una estadística ni estudios que señalen qué poblaciones son más vulnerables o donde haya mayor incidencia. Ojo que aún esta disciplina es poco entendida y hay pocos espacios de actuación. Lo que puedo decir es que usualmente en alto rendimiento, en algunos deportes como el fútbol hay muchas resistencias y el deportista puede que no acepte que tiene alguna dificultad a nivel mental. Por ello, quizás en el deporte formativo hay mayor espacio y dado que los padres se preocupan naturalmente de los chicos, son los que más suelen recurrir a los psicólogos deportivos.

P y C:

Una última pregunta, ¿Qué se debe de hacer para que, si no en todos, al menos la gran mayoría de colegios cuenten con psicólogos deportivos?

Piero:

Sobre los colegios, una cosa que funcionaría es sacar a todos los jefes de deportes de varios de ellos, que no tienen ninguna visión o afinidad con las ciencias del deporte. Algunos, en algunos colegios de prestigio, son ex futbolistas o de otras disciplinas y la verdad no creen mucho en la psicología deportiva, o inclusive la ven como un espacio que les va a quitar protagonismo a ellos como entrenadores. Este mismo año me he acercado a algunos colegios porque sí pienso que es un espacio importante y he podido percibir esto. Otra cosa es que el rango de sueldos que se manejan para estas opciones creo que hasta son irrisorios, pretenden pagar a los psicólogos sueldos muy bajos para una labor que en esencia va a ser dura porque en los colegios hay muchas disciplinas deportivas, muchos deportistas, un calendario extenso, es un mini IPD. Yendo a lo que se podría hacer es que el psicólogo tenga más visibilidad, por ahí a través de contactos logre alguna charla gratuita en algún colegio e ir creando la necesidad.

Esperemos que en un futuro podamos contar con psicólogos deportivos en la gran mayoría de colegios, en beneficio del deporte en general.

Jose Barrera
Contador público, estudiante de periodismo deportivo en Isil, apasionado por el deporte, viviendo el día a día con intensidad, esposo de Marita y padre de Enzo.
Click to comment

Deja tu comentario

Loading Facebook Comments ...

Leave a Reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

To Top