CULTURA

Reseña: “Magnetizado” de Carlos Busqued

Anagrama, 2018.S/.69.152 pp.

“La persona que tiene un costado oscuro… no necesariamente tiene que ser un malvado en su vida. El concepto de que yo, para adorar a Satán, tengo que ser un hijo de puta es un concepto cristiano. Es como decir que la juventud se va a la mierda porque escucha rocanrol. Se va a la mierda pero por otras mil cosas, no por el rocanrol.” La sobreabundancia de información de nuestros tiempos y la visibilidad de las redes sociales ha tenido como uno de sus principales y más nefastos efectos, la de extender la creencia de que todos podemos ser especialistas en miles de materias tan solo manejando y repitiendo datos  y conclusiones sin fuentes confiables. Uno de estos temas predilectos, dada su presencia constante en los noticieros y series de televisión es el del crimen, desde el realizado por motivos pasionales hasta el motivado por tendencias perversas y repugnantes. Siempre hay una lógica detrás, pero ¿y si no hubiera? ¿Si no hay un motor detrás del acto de quitarle la vida a un ser humano o este se encuentra  tan soterrado al punto de ser  imposible explicarlo?

Carlos Busqued (Presidencia Roque Saénz Peña, 1970) conversó durante un año  con Rafael Melogno, quien  asesinó a cuatro taxistas en la ciudad de Buenos Aires en 1982 cuando tenia tan solo diecinueve años. Noventa y cuatro horas de grabaciones de voz, recortes de prensa, entrevistas a jueces y médicos psiquiatras, informes forenses y otros recursos más, no sirven para resolver el misterio de la espiral de violencia de Melogno, pero sí para narrar una historia, que es lo que hace Busqued de buena manera. “Yo tengo una historia”, le confiesa el personaje al escritor. Con lagunas y hechos, distorsiones y hechos objetivos. ¿Cómo se edita eso?

“Estar loco, en Arlt, es cruzar el límite, es escapar de la vida cotidiana”, decía Piglia en “Crítica y ficción. Melogno cruza el límite, asesina y Busqued arma un rompecabezas narrativo en el cual uno nunca termina de entender si volvió a cruzar el límite de vuelta, o este nunca existió para él. Pero sí nos aproxima, nos acerca a la necesidad de sangre,  de tragedia,  que si bien fue temporal puede volver a emerger en cualquier momento, de alguien que tanto puede ser una consecuencia de una sociedad cada vez más degradada cuyo influjo se condensa  a través del desprecio de la madre de Melogno, como uno más de nosotros, potenciales asesinos todos, que pasó a la acción y por ende ya es diferente volviéndose una historia atípica que sin embargo, sobrevivirá a millones de relatos anodinos. La persona que vivirá presa por haberle dado libertad al monstruo que yace en él.

“Magnetizado” es un texto sobre las fronteras entre lo que se considera normal y lo perturbador, sobre el instinto de conservación, sobre cómo se sobrevive a un asesinato cuando eres el victimario, pero más que nada, es un libro sobre abandonarse al instinto y perderse. Dejarse ir. Sumirse en la oscuridad. Busqued no busca moralizar ni exotizar el policial,  sino mostrarnos que no estamos tan lejos de Melogno. Eso es lo que de verdad aterra. Asomarse al abismo con el miedo de encontrarnos reflejados en él. De lo mejor que nos dejó el 2018.

Sebastián Uribe
Lima,1992. Economista de la Universidad de Piura y administrador de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos. Estuvo en el curso de Economía del BCR. Ha publicado reseñas en El Dominical, El Roommate y Solo Tempestad. Su blog personal es “Un perro romántico”. En la actualidad anda buscando espacio para sus libros.
Click to comment

Deja tu comentario

Loading Facebook Comments ...

Leave a Reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

To Top