CINEXCUSA

Reseña: “Good time: viviendo al límite”

Connie (Robert Pattinson) despoja a su hermano Nick (Ben Safdie) de la terapia, al que estaba obligado a asistir debido a su discapacidad mental, para que lo acompañe a robar un banco. Todo sale bien aparentemente; sin embargo, una de las bolsas con los miles de dólares segrega una sustancia rosada que los delata y son perseguidos por la policía. Predeciblemente, solo Nick es arrestado. Impredeciblemente, aquí comienza Good Time. Connie hace todo lo posible por sacar a su hermano de la cárcel, llevándolo por caminos frenéticos y azarosos.

Good time (viviendo al límite) es la segunda entrega en ficción de los hermanos Ben y Josh Safdie. En el 2014, se dieron a conocer en diversos festivales gracias a Heaven Knows What, cinta que, al igual que Good Time, retrata un universo de drogadicción y conflictos sociales en New York manteniendo una estética visual similar con referencias a distintas películas de diversos directores reconocidos como Martin Scorsese y John Cassavettes.

 El film independiente ha sido nominado en diversas categorías en 17 festivales incluyendo Cannes y el Independent Spirit Awards.  Este es un audiovisual cargado de emociones fuertes e impactantes que agotan al espectador pero que, por eso mismo, lo llevan a inundarse de la vida extrema de estos hermanos y repensar las situaciones y malas decisiones del protagonista. La crítica ha reconocido a un Robert Pattinson exhuberante, sincero y acertado al momento de actuar, tal vez su mejor entrega hasta el momento.

 Esta es una película que definitivamente te llena de colores fuertes, música excéntrica e interpretaciones casi perfectas, es una cinta que te invita completamente a sumergirte en la historia y te deja lejano a cualquier error técnico. Oneohtrix Point Never  se encarga de poner la cereza sobre el pastel: música hecha especialmente para la historia de los hermanos Safdie. La última canción de la película hecha en colaboración con Iggy Pop, titulada The Pure and the Damned, cuyo videoclip funciona además como un material transmedia, nos permite conocer un poco más de la relación de hermanos que tenían Connie y Nick.

 Finalmente, solo me queda recomendar esta bella entrega de los hermanos Safdie quienes ya tienen un nuevo proyecto titulado 48Hrs y que, probablemente, tengan muchos más éxitos que Good Time que es solo el comienzo.

Valeri Hernani
1997. Estudiante de comunicación de la PUCP. Canto, escribo teatro e investigo. Mis temas son arte, erotismo y cultura quechua.
Click to comment

Deja tu comentario

Loading Facebook Comments ...

Leave a Reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

To Top