CULTURA

Opinión: El proyecto Laramie, un llamado a la reflexión

Cuando el odio y la intolerancia toman control sobre la razón, todos los otros sentimientos quedan minimizados hasta disolverse por completo. Cuando la influencia de una sociedad fragmentada es tan poderosa, nos cegamos ante la ignorancia que eclipsa nuestro sentido común y somos capaces de transformarnos en lo que nunca pensamos ser. Matthew Shepard vivió en carne propia la terrible experiencia de ser una víctima más del ridículo desprecio e ignorancia materializados en dos personas. El Proyecto Laramie, escrita por Moisés Kaufman y el Tectonic Theater Project, bajo la genial dirección de Jaime Nieto en nuestro país, busca tocar hasta la última fibra de nuestros cuerpos, y conmovernos profundamente con la historia de un joven abusado, humillado y abandonado a su suerte ante uno de los crímenes más escandalosos jamás vistos.

Ocho actores que dan vida a 64 personajes totalmente diferentes entre ellos, pero con un punto en común: testigos de la tragedia que marcó a una nación, un episodio que logró hacer que familias enteras se pongan de pie y alcen sus voces. Las impecables actuaciones de Ingrid Altamirano, Bruno Espejo, Gianni Chichizola, Iván Chávez, Claudia Bérninzon, Lia Camilo, Roberto Ruiz y Katia Salazar nos transportan a Laramie, Wyoming, hacia el año 1998, para mostrarnos los testimonios de aquellos que tuvieron la oportunidad de conocer a Matthew, y presenciar cómo, de una manera tan egoísta y cruel, le arrancaron la vida a sus cortísimos 21 años tan solo por declararse abiertamente homosexual.  Tan grande fue el impacto que su muerte dejó, que, en el 2009, durante el gobierno del presidente Barack Obama, se aprobó una ley -con el nombre de Matthew Shepard-  para condenar cualquier clase de crimen de odio o violencia.

El teatro es un espacio en donde las emociones viajan libremente y se llevan a su máxima expresión, donde se nos permite desahogar el alma y crear vínculos. El Proyecto Laramie, es una pieza maestra que utiliza un camino diferente al que estamos acostumbrados a ver. Durante dos horas, estamos llamados a abrir nuestras mentes y nuestros corazones, a reflexionar junto a la crudeza de un episodio nefasto que nunca debió repetirse, pero que hoy continuamos viendo día a día.

Hay que armarse de valor y levantar bien alto la cabeza para enfrentar situaciones como esta. No podemos mantenernos al margen de algo en lo que nosotros también participamos, porque al ver y callar somos cómplices. Estamos aquí, vivimos todos en el mismo mundo y nacemos con los mismos derechos. Luchemos por lo que creemos, gritemos cuando sea necesario, protestemos cuando queramos, para nunca más sentir miedo, para nunca más sentir inseguridad.  La inhumanidad es capaz de sobrepasar cualquier límite posible, pero cuando las palabras se transforman en actos, la chispa se convierte en un incendio. No se puede borrar la herida, pero la fuerza del amor puede ayudar a sanar un poco el dolor.

No se pierdan esta corta temporada de El proyecto Laramie, va del 10 de agosto al 25 de septiembre, se presenta de jueves a lunes a las 8:30 P.M. y los domingos a las 7:00 P.M en el Centro Cultural de la Universidad de Lima.

María Paula Regalado
Estudiante de Comunicaciones en la Universidad de Lima. Habladora hasta los huesos y escritora de nacimiento. Vivir para el arte y arte para vivir. Autora del blog Todas Nuestras Estrellas.
Click to comment

Deja tu comentario

Loading Facebook Comments ...
To Top