CULTURA

Opinión: Eielson – El artista total

Hablar de Jorge Eduardo Eielson me genera sensaciones extrañas. Por un lado, es hablar de uno de los hombres que más ha trabajado por el arte a nivel mundial y que, al mismo tiempo, como suele pasar con muchos grandes nombres, tiene poco reconocimiento a nivel nacional.

Nació en Lima en 1924, como todos los de la Generación del 50 recibió una profunda influencia de José María Arguedas. Eielson fue un artista total; es decir, no limitó su actividad a sus letras, al revés, hizo de su vida una obra de arte. Hizo poesía, pintura, escultura, fotografía, teatro. En 1945 por su poemario Reinos gana el Premio Nacional de Poesía.


Obra poética: Reinos, Canción de muerte y de Rolando, Mutantis Mutandis, Poesía Escrita 1 y 2, Noche oscura del cuerpo, Antología, Nudos, Sin título, Celebración, Canto visible, La vida es una obra maestra, Del absoluto amor y otros poemas sin título, De materia verbalis, Habitación en Roma, Pytx, Poeta en Roma.


En 1948 recibe el Premio Nacional de Teatro por su obra Maquillage, ese mismo año viaja a París becado, en 1951 Italia se convierte en su residencia permanente, en 1950 parte a Ginebra con una beca de la UNESCO, en 1966 participa en el Bienal de Venecia, En 1969 presenta un proyecto para que la NASA coloque un objeto creado por él en la Luna durante la Misión Apolo, en 1972 vuelve a participar del Bienal de Venecia. En 1978 recibe la beca Guggenheim y viaja a Nueva York.  “La vasta y proteica obra literaria plástica­― muchas veces integradas― es uno de los mayores conjuntos producidos por un creador del Perú contemporáneo y lleva la más clara marca vanguardista entre los miembros de la ‘generación del 50’.”[1]


Obra Narrativa: El cuerpo de Giulia-no, La primera muerte de María / Obra dramatúrgica: Acto final, Maquillage


Nunca renunció a sus raíces, tomó como punto de inspiración el arte precolombino, que le permitió crear nuevos conceptos estéticos. En el 2003 muere Michele Mulas, su compañero de vida. Jorge Eduardo Eielson muere en Milán el 2006.  Su arte, visionario, vanguardista, novedoso, corpóreo introvertido, cósmico, homosexual, es todavía poco valorado en el Perú. En algunas plazas públicas de Europa todavía se pueden observar tallados algunos de sus versos.


allestimenti5

 


POESÍA

En mi mesa muerta, candelabros

De oro, platos vacíos, poesía

De mis dientes en ruina, poesía

De la fruta rosada y el vaso

De nadie en la alfombra. Poesía

De mi hermana difunta, amarilla,

Pintada y vacía en su silla;

Poesía del gato sin vida, el reloj

Y el ladrón en el polvo. Poesía

Del viento y la luna que pasa,

Del árbol frondoso o desnudo

Que un fósforo cruza. Poesía

Del polvo en mi mesa de gala

Orlada de coles, antigua y triste

Cristalería, dedos y tenedores.

                                   Jorge Eduardo Eielson


 

[1] OVIEDO, JOSÉ MIGUEL: “Antología/ La poesía del siglo XX en el Perú” La Estafeta del Viento. Visor Libros,


Fuente de las imágenes: limasocialdiary.com;vallejoandcompany.com; blogspot ;casadelaliteratura.gob.pe (Edición Punto y Coma)

Paul Montjoy Forti
Director de Punto y Coma. Derecho en la Universidad de Piura. Es autor de los libros “Relatos desde el hígado” y “Quijotes ultramarinos”. Melómano y adicto a la cultura.
Click to comment

Deja tu comentario

Loading Facebook Comments ...
To Top