CULTURA

Fragmentos: un retrato de la sociedad limeña.

Una reunión entre amigos resulta ser el escenario perfecto para ajustar algunas cuentas, generar nuevos encuentros y cerrar ciertos temas del pasado que quedaron inconclusos. Lo que parece iniciar como una simple celebración de cumpleaños, termina siendo un acalorado enfrentamiento que afectaría a cada una de las partes. Escrita y dirigida por el genio Carlos Galiano, Fragmentos es una obra que, en su simplicidad, retrata perfecta y complejamente la carga de una generación actual de jóvenes que llevan las manchas de la sociedad limeña.

Desde la manera de vestir hasta la forma de hablar, ocho personajes que están a punto de cumplir 30 años, totalmente diferentes entre sí y con personalidades muy marcadas, nos muestran cómo, poco a poco, se van desprendiendo de sus caretas para revelar lo que realmente son y piensan. Por un lado, nos presentan el éxito de sus vidas profesionales o amorosas; sin embargo, conforme van pasando los minutos, se desencadenan discusiones que se hacen cada vez más intensas, grandes verdades son disparadas y la situación cobra una gran carga de agresividad. La temática principal se centra en todos aquellos obstáculos que aparecen en esta etapa de la vida: la transición entre una adolescencia a veces carente y una adultez que inevitablemente se nos impone.

Las impecables actuaciones de Gisela Ponce de León, Manuel Gold, Karina Jordán, André Silva, Sebastián Monteghirfo, Mayella Lloclla, Mikhail Page y Jely Reátegui están en perfecta sincronización, tanto con la historia, como entre ellos mismos. Cada uno nos lleva por un camino distinto para dejarnos ver un pequeño fragmento de sus vidas, con los cuales podemos entender el fondo de sus comportamientos. Vemos sentimientos muy fuertes y contradictorios que se mezclan sin parar: inseguridad, cólera, miedo, amor, desamor, intolerancia, frustración y mucha, mucha ansiedad. Pero, sobre todo, vemos secretos, engaños y vacíos emocionales que son propios y característicos de un enorme grupo de jóvenes del siglo XXI.

Otro eje fundamental que la obra busca abordar, es exponer los prejuicios que existen entorno a la profesión del artista, cuestión muy debatida hoy en día en nuestro país. Se nos permite tener un acercamiento directo a la variedad de opiniones y posiciones respecto este asunto, y al contraste que genera con el resto de la sociedad.

La cotidianidad de la historia, la sencillez de la escenografía y la complejidad de sus personajes, hacen de Fragmentos, una obra necesaria para todo aquel que siente el paso de una crisis, busque la oportunidad para hacer catarsis o se identifique con la relación de Luciano, Camila, Luzmila, Adrián, Pancho, Magnolia, Julissa y Armando. Ya en sus últimas semanas, Fragmentos se presenta en el Centro Cultural de la Pontificia Universidad Católica de jueves a lunes a las 8:00 pm. Importante verla.

María Paula Regalado
Estudiante de Comunicaciones en la Universidad de Lima. Habladora hasta los huesos y escritora de nacimiento. Vivir para el arte y arte para vivir. Autora del blog Todas Nuestras Estrellas.
Click to comment

Deja tu comentario

Loading Facebook Comments ...
To Top