CULINARIUM

Nutrición: Mi hijo no quiere comer

Como mamás y papás sabemos que alimentar a nuestros pequeños puede ser una tarea difícil. Si a esto le sumamos que no todos los niños aceptan los alimentos de igual manera y terminamos comparando con los hijos de amigos, podemos caer en desesperación.

Para evitarlo, debes tener en cuenta lo siguiente:

1. Los niños se autoregulan y comen de acuerdo a sus necesidades. Si ellos han ido creciendo y desarrollándose de una manera adecuada, y sus curvas y percentiles tienen un buen avance, el hecho de que “no ganne peso” como esperamos no tendría porque realmente preocuparnos. Salvo que presente anemia , parasitosis o riesgo de desnutrición.

2. Solemos dar porciones semejantes a las nuestras. Creemos que si damos pequeñas cantidades no crecerán bien. Esto es un error, las raciones de ellos van cambiando de acuerdo a la edad y también a sus necesidades.

3. Premiamos con un “muy bien” o “ eres un campeón” y un alimento saludable. Así creemos que  aceptaran los “alimentos sanos” y podemos caer en desesperación si lo rechazan. Los niños no saben la relación entre salud y alimentación, sólo se guían de las exposiciones frecuentes y las rutinas familiares. Entonces, si observan que la familia come ciertos alimentos como frutas y verduras, crecerán pensando que es lo normal.

4. Predica con el ejemplo. Muchas veces le decimos a los niños que no coman o beban cierto alimento, pero nosotros lo comemos frente a ellos. Es más, en muchos casos los padres se escudan en que son grandes y que por eso esta permitido para ellos. Eso a nuestros pequeños “no les cuadra”. Ya que no es posible que papá y mamá coman “cosas malas” y de seguro que cuando crezca podrán comer como ellos. Entonces, si realmente deseamos que hijos tengan hábitos saludables es necesario que los cambios empiecen en nosotros.

Por último, te ayudaré con algunos consejos que pueden servirte.

No compares. Cada niño come distinto.

Ofrece en distintas formas. Varía las preparaciones que le ofreces.

Predica con el ejemplo. Si  ellos te ven comer “saludable” crecerán teniendo esa oferta de alimentos y, por ende esos alimentos siempre serán su primera elección.

No premies ni castigues. Si comen o no, no debe estar relacionado a una sanción ni a un premio. Debe ser independiente, porque comer es parte de su rutina diaria y a nadie se le premia por despertarse, ya que es algo lógico que debemos hacer.

Hazlos participar. Es más rico comer algo preparado y elegido por nosotros, que comer algo impuesto.

Respeta sus gustos y preferencias. Conforme van creciendo ellos van definiendo sus gustos y preferencias por los alimentos, y así como a ti no te gusta comer ciertas cosas a ellos tampoco. En este punto es importante llegar a consensos y establecer QUE LES GUSTA,  QUE NO LES GUSTA PERO PUEDEN TOLERAR Y QUE DEFINITIVAMENTE NO LES GUSTA.

Comunícate. Conversa con ellos, que la hora de comida no se convierta en un campo de batalla, es mejor que les expliques y prueben antes de negarse.

Blog: Mami Nutricionista

Noredith Liceras
Soy mamá y Licenciada en Nutrición y Dietética. Estoy realizado mi tesis para obtener el titulo de magíster en Nutrición y Docencia en Gestión de Alimentos y Nutrición.
Una de las cosas que más amo es educar en nutrición, por eso decidí crear Mami Nutricionista, un espacio sobre temas de nutrición con fundamento científico y de lenguaje sencillo.
1 Comment

Deja tu comentario

Loading Facebook Comments ...

1 Comment

  1. EllEmpart

    Junio 10, 2018 at 7:32 am

    Online Pharmacy For Viagra To China Acheter Kamagra 100mg Cialis Coupon cialis 40 mg Generique Cialis 40mg Discount Fedex Shipping Macrobid Furadantin Website Low Price

Leave a Reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

To Top