COMA Y PUNTO

Coma y Punto: Bitter Cocktail Club || Un speakeasy en el corazón de San Isidro.

A la altura de la cuadra cinco de Conquistadores, entre un Starbucks y una tienda de carteras se puede apreciar un corbatín pintado en la pared, ese es el símbolo de Bitter.

Bitter, se trata de un speakeasy en el corazón de San Isidro. Para quienes son nuevos en el concepto de speakeasy, estos son bares que se inspiran en aquellos establecimientos en los que se vendía ilícitamente alcohol durante los años de la prohibición en Estados Unidos (1920 – 1933), a los mismos que solo era posible acceder mediante el uso de una clave. Bitter recoge este concepto, es por ello que la entrada tiene la fachada de una moblería y para acceder es necesario tocar el timbre para luego dar la clave de la semana (no se preocupen que la clave la publican en el Instagram @Bittercocktailclub y Facebook del bar).

 

Pero Bitter no es solo un bar con un concepto novedoso, sino que se trata de un lugar en el que uno se siente como en casa, no hay mejor sentimiento que subir por las escaleras, sentarse en el bar y que el bartender sepa exactamente qué es lo que te gusta. Personalmente soy bastante especial con mis drinks, sobretodo porque me es imposible tomar burbujas pero Nicolás Castor – mixologist en Bitter – es un genio preparando cocteles hechos a la medida. Es por ello que recomiendo siempre sentarse en la barra, conversar con Nicolás para explicarle qué tipo de drink quieres tomar o al menos decirle qué tipo de sabores te gustan, ningún cocktail es igual al anterior, dandole un valor agregado a Bitter y diferenciándolo de otros bares en Lima.

Ahora bien, si sentarse en la barra no es lo suyo y estás en uno de esos días en los que no quieres hablar con nadie, Bitter cuenta con una variada carta de cócteles y comida. En mi opinión no hay pierde con el Negroni y la Hamburguesa de remolacha (betarraga).

 

Bitter Cocktail club atiende de miércoles a sábado. Recomiendo ir durante la semana ya que durante estos días no está sobre populado y es posible disfrutar mejor de la experiencia. Asimismo, queda perfecto para un after office, sin embargo lo recomiendo mucho para un date, ya que el novedoso concepto, el ambiente a luz tenue y la música al volumen adecuado se prestan para el date perfecto.

 

Finalmente, estoy segura de que después de su primera visita este bar se convertirá en uno de sus lugares favoritos, un lugar en el cual la atención de Nicolas y Pablo los hará sentir como en casa, ello es una de las cosas más bonitas de Bitter.

Fiorella Ruiz Del Campo
Abogada de profesión y por elección. Foodie frustrada. Sarcástica de nacimiento. Trata constantemente de ponerle filtro a su opinión, falla todo el tiempo.
Click to comment

Deja tu comentario

Loading Facebook Comments ...
To Top