COYUNTURA

Opinión: Las cosas están muy hediondas

Imagen: El País

Pedro Chávarry se encuentra en la cuerda floja y, si aún le queda una pizca de decencia, debería renunciar como Fiscal de la Nación. Luego podría huir del país a modo de supervivencia (?), ya que, al fin y al cabo, se ha vuelto una práctica común. Por ejemplo, Alan García y su intento fallido de asilarse en Uruguay; César Hinostroza y su escape de película que lo llevó hasta España; y cómo olvidarnos de Alejandro Toledo quien de vez en cuando decide enviarnos una postal a todo el Perú involuntariamente.

Hoy en día Chávarry ya no se sostiene ni con bastón, y en cualquier momento tendrá que darle el último beso de buenas noches a su puesto como cabeza del Ministerio Público. Es increíble cómo en un lapso de seis meses todo se desmoronó a su alrededor, al punto de quedar completamente abandonado. El olor que desprende es insoportable y eso ha espantado a todos. Los fiscales que iban a reemplazar a José Domingo Pérez y Rafael Vela se rehusaron a aceptar los cargos; el APRA (sí, el mismo APRA que antes lo apoyaba hasta la muerte) le ha pedido que dé un paso al costado; hasta Keiko Fujimori le quitó la mano del hombro y se puso en su contra. Ahora el Consejo de Ética del CAL suspendió su colegiatura (esto ya es la estocada final).

De cierto modo él perdió su fortaleza como autoridad, por ello, se retractó y en cuestión de horas repuso a Domingo Pérez y Vela en sus puestos. El disgusto se dio a entender a gritos por medio de las manifestaciones masivas en las calles y del proyecto de ley presentado por el presidente Vizcarra. Me atrevería a decir que el Fiscal de la Nación es más odiado que Christian Cueva después de fallar el penal en el Perú vs. Dinamarca (perdón por abrir viejas heridas).

Todo estuvo mal con Pedro Chávarry desde el primer día. El presidente de la República no le dio su respaldo en un contexto en el que él ya se estaba ganando a la opinión pública. La conversación que sostuvo con César Hinostroza en los CNM audios fue otro golpe durísimo (a partir de la publicación de dichos audios la población obtuvo una alergia a cualquier fiscal o juez que sea mínimamente sospechoso de ser corrupto). Sumémosle el informe fiscal en el que lo involucran como un miembro de la organización criminal “Los Cuellos Blancos del Puerto”. Asimismo, la presunta modificación en sus notas que permitieron el proceso de ratificación para el puesto que aún ostenta. En adición, los “cariñitos” a la distancia que se daba con Fuerza Popular y el APRA (no se juntaban para tomar el té por falta de descaro, pero de que había un apoyo mutuo entre ambos partidos y Chávarry era algo innegable).

Y para rematar, los amedrentamientos contra el fiscal José Domingo Pérez —considerado hoy por muchos como un justiciero temerario— no hicieron nada más que azuzar a la población para que se consumase todo este rechazo que actualmente es muy fácil de percibir.  Por otro lado, el jefe de Estado ha sabido interpretar el sentir popular, subir en aprobación y mantener todo en movimiento cual director de orquesta. Pero de este último tema ya hablaré en otra ocasión.

Santiago Zelada
Periodista
4 Comments

Deja tu comentario

Loading Facebook Comments ...

4 Comments

  1. Like

    Enero 7, 2019 at 1:48 pm

    Like!! Great article post.Really thank you! Really Cool.

  2. ปั้มไลค์เพจ

    Enero 8, 2019 at 1:50 pm

    I went over this site and I think you have a lot of good information, saved to fav 🙂

  3. ปั้มไลค์

    Enero 9, 2019 at 1:51 pm

    You have observed very interesting details! ps decent internet site. 🙂

  4. Pingback: essay words about

Leave a Reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

To Top