COYUNTURA

Opinión: Problemas y oportunidades de las altas expectativas

ppk-afirma-que-no-dara-amnisti-jpg_604x0

Aldo Cisneros nos da su opinión sobre los desafíos que PPK tiene que pasar para poder manejar a la oposición y sobrevivir en este gobierno.

El gobierno de Pedro Pablo Kucyznski arranca con buen pie y con una aprobación alta al igual que sus últimos tres predecesores. En su caso existen ciertos factores  que hacen que el optimismo que hoy el mandatario irradia entre buena parte de los peruanos suponga tanto una magnífica oportunidad como un problema latente. La conclusión que tenga su actual respaldo irá dependiendo de cómo el mandatario administre la percepción favorable que lo acompaña en la medida que evoluciona la agenda pública

En el margen de los problemas potenciales que supone un capital popular elevado está generar la ilusión de invulnerabilidad. Aún existe el recelo de una oposición dividida en dos frentes principales: Frente Amplio y el Fujimorismo. Si el presidente mantiene un respaldo elevado y lo utiliza para ejercer demasiada presión sobre el Congreso naranja este podría ceder a sus pretensiones pero no sin guardar cuantiosa pólvora para ser descargada al primer escándalo o desliz. Por otro lado, si la aprobación es empleada para ningunear los contra argumentos programáticos del Frente Amplio este podría radicalizar sus cuestionamientos y filtrarlos en los múltiples conflictos sociales latentes que se originen del rechazo al modelo extractivista. Con ello, el Frente Amplio podría potencialmente generar una cadena de descontento al interior del país asegurando así una base de apoyo electoral al 2021 y de paso minando al grueso del electorado que se sumó a PPK en la reñida segunda vuelta.

Respecto a las oportunidades que presenta esta prolongada Luna de Miel se encuentra de forma inmediata un mecanismo de valiosa presión para la obtención de facultades legislativas. En el aspecto de mediano plazo se encuentra la capacidad de establecer alianzas a nivel subnacional  generando fluidez en las relaciones que se establezcan entre el Ejecutivo y las presidencias regionales. Recordemos que un punto central de la propuesta de PPK es reformar la transferencia de capacidades a las regiones mediante el Ministerio de Apoyo a las Regiones (MAR) modernizar al Perú pasa inevitablemente por trasladar la reforma del estado desde Lima al interior del país. Este tipo de reformas a menudo chocan con intereses particulares y agendas enraizadas con lo cual se requiere de mucho empuje por parte de los reformistas así como buenas relaciones con la agencia local para una implementación sin sobre saltos. Obtener otro triunfo ante el Congreso y garantizar una genuina comprensión con el interior son posibles y ahora es el momento propicio de lograr ambos propósitos.

Finalmente, la receta del éxito a mi parecer está en saber utilizar el respaldo para presionar al Congreso opositor sin abrumarlo al punto de que aguarde por su vendetta. Asimismo con saber adaptar el discurso a distintas audiencias hoy las expectativas son altas por la administración entrante en la mayoría de peruanos. Lo cual, tiende a homogenizar al público ciudadano pero con el tiempo las necesidades inmediatas se manifiestan, y con ello las agendas se manifiestan de nuevo en  los clusters y grupos de demanda típicos. Allí será más difícil mantener contentos a todos o al menos, a la mayoría.

Aldo Cisneros
Estudiante de Ciencia Política en la PUCP. Ha sido asistente de la dirección de la Escuela de Gobierno y Políticas Públicas, columnista de Diario Altavoz, miembro del consejo editorial de Enfoque Derecho y actualmente es parte de la Asociación de Estudios de las Naciones Unidas del Perú.
Click to comment

Deja tu comentario

Loading Facebook Comments ...
To Top