COYUNTURA

Opinión: ¡Se acabó el show!

Hillary Clinton and Donald Trump are tightening their grips on the Democratic and Republican presidential nominations.

Hoy martes son las elecciones presidenciales de Estados Unidos, los últimos meses estuvieron cargados de intensidad, insultos, acusaciones y –sea para bien o para mal- de mucho material de entretenimiento.

Estas elecciones tuvieron muchos momentos que serán difíciles de olvidar. Uno de estas situaciones se dio en las elecciones primarias republicanas, uno de los candidatos (Marco Rubio), con clara intención de ganar notoriedad, dijo de Donald Trump: “tiene manos pequeñas (…) y ya saben lo que dicen de los hombres con manos pequeñas… no se puede confiar en ellos”.  Luego, Donald Trump le respondió enseñando las manos a las cámaras de televisión: “Miren estas manos, ¿son manos pequeñas? (…) Y se refirió a mis manos, dijo que son pequeñas y que algo más debe ser pequeño. Garantizo que no hay ningún problema. Lo garantizo”.  Aunque parezca mentira  eso sucedió en las primarias republicanas de los Estados Unidos, una de las democracias más importantes del mundo.

Como muchos opinan, la candidatura de Donald Trump tiene muchos puntos débiles, empezando por haberse negado a entregar sus declaraciones tributarias (hasta el día de hoy se desconocen los montos que paga por impuestos), además de haber tenido algunas declaraciones desafortunadas (como, por ejemplo, en el video grabado en el año 2005 cuando presumía de sus “habilidades” con las mujeres ante el presentador Billy Bush), entre otras situaciones. Es previsible que un candidato así viera reducidas al mínimo sus posibilidades de ganar la elección. Sin embargo, Trump tiene aún posibilidades de vencer, de hecho sus números han ido en constante mejora en las últimas semanas.

Según la revista The Economist, el 53% de los periódicos de los Estados Unidos apoya a Hillary Clinton, mientras que solo el 1% apoya a Donald Trump. A pesar del rotundo apoyo de los medios de comunicación, Hillary mantiene en suspenso sus posibilidades de ganar la presidencia. De hecho sus números han ido empeorando conforme se acerca el día de la elección. Si bien todas las encuestas apuntan hacia una victoria de Hillary Clinton (por poco margen), ello se parece en parte a los resultados del referéndum de la salida del Reino Unido de la Unión Europea, cuando las encuestas anunciaban las altas probabilidades del triunfo de la opción de “Permanecer en la Unión Europea”. De hecho se pronosticaba que el peor escenario era una victoria estrecha, pero en ningún caso era razonable esperar que los electores del Reino Unido votaran mayoritariamente a favor de abandonar la Unión Europea. Al final sabemos lo que sucedió con el resultado del referéndum. Quizás en las elecciones de los Estados Unidos pueda ocurrir algo similar.

Independientemente de quien resulte ganador, lo más trascendente será reunificar a los electores y la nación norteamericana luego de finalizada la elección. Lo menos importante -pero penoso a la vez- es que luego de tantos meses de (sano) entretenimiento de esta campaña presidencial por fin, ¡se acabó el show!

Enrique Bravo-Garcia Viñas
Soy abogado. Estudié Derecho en Ludwig-Maximilians-Universität München – Universidad de Múnich y Finanzas en la Universidad Complutense de Madrid. Aficionado a la política y a los temas de Law & Economics. Además del fútbol. Hincha de Bayern Munich y Real Madrid.
Click to comment

Deja tu comentario

Loading Facebook Comments ...
To Top