COYUNTURA

Opinión: Lo malo que terminará siendo peor

El sueldo mínimo volvió a subir, y de manera errónea y perjudicial. Son varios los motivos por los cuales no se debió subir, tanto de la misma actualización como de la forma en la cual se dio. Pero antes de entrar a esas razones, exploremos un poco acerca de la naturaleza del sueldo mínimo y cuál es su rol en la economía. Según la teoría económica, el salario de un trabajador es igual a su productividad y si, por ejemplo, un trabajador produce trabajo por un valor para la compañía de S/.500, su sueldo debería ser S/.500. Por el lado social, el sueldo mínimo es lo que debería ganar, como mínimo, cualquier trabajador para poder alcanzar una calidad de vida digna.

Ahora, el rol del sueldo mínimo en la economía es justamente el último, poner un piso al sueldo mensual de un trabajador, para poder garantizar esa calidad de vida digna. ¿Qué pasa en el Perú? Un sueldo mínimo de S/.750 podía no ser suficiente para una calidad de vida digna que, aun siendo un término muy subjetivo, se podía elaborar. Por eso, un aumento de S/.100 a dicho sueldo mínimo sería lo “justo” para que los trabajadores puedan alcanzar dicha calidad de vida digna.

¿Es la justicia buena? Teóricamente sí, pero en el Perú no. ¿Por qué? Pues por la enorme informalidad que sufrimos. Como expliqué en un post anterior, 910 000 personas tienen un trabajo formal con un sueldo de entre S/.750 y S/.1 000. Para hacerlo simple, asumamos que los trabajadores formales directamente afectados, los que ganan entre S/.750 y S/.849, son 500 000. Pueden ocurrirles tres cosas a este medio millón de peruanos: (i) su sueldo aumenta a S/.850; (i) su sueldo se mantiene pero son informales y no gozan de beneficios como CTS, gratificación, seguro, etc.; o, (iii) son despedidos. En un mercado laboral con más del 70% de informalidad y una cultura del “más vivo”, lo que ocurrirá es que dichos trabajadores o pasen a ser informales o sean despedidos.

Asimismo, mucha gente dice que nuestro sueldo mínimo debería aumentar porque en otros países de la región se paga más. Si chochera, el sueldo mínimo en otros países es más alto, puesto que sus trabajadores son más productivos. Veamos la productividad como el sueldo promedio del país y comparémoslo con su sueldo mínimo. Tomemos como base el año 2014. En Perú, el sueldo promedio de un trabajador (siempre en el mundo formal) fue de aproximadamente S/.1 230 ($411), por lo que el sueldo mínimo (S/.750 o $251) era equivalente al 61% del sueldo promedio. En comparación, el sueldo promedio en Chile fue de aproximadamente $708, por lo que el sueldo mínimo ($332) era equivalente al 47% del sueldo promedio. Sacamos dos conclusiones: (i) el chileno promedio es más productivo que el peruano promedio, y (ii) si bien el sueldo mínimo es mayor en Chile, el sueldo mínimo relativo a la productividad nacional es mucho mayor en Perú.

Por otro lado, y bajo el supuesto erróneo de que el aumento es totalmente justificado, la forma tan brusca y repentina como se está dando solo va a alterar fuertemente el mercado laboral. Y por alterar me refiero a despidos masivos y aumento brusco de la informalidad.

Nuestro Presidente Humala no ha tomado en cuenta los posibles beneficios económicos para el país de esta medida, sino los posibles beneficios en su aceptación tras esta medida. La población no hace un extensivo análisis acerca de los beneficios económicos, sino que quieren un sueldo mínimo más alto, sin importar que ellos no lo vayan a gozar. Es por eso que esta medida es claramente populista, pues es aceptaba por la población pero sufrida por el país. Como mencioné en párrafos anterior, no necesitábamos un aumento del sueldo mínimo, y tampoco necesitábamos que sea tan brusco. Si pensábamos que un aumento del sueldo mínimo iba a ser contraproducente, la forma como Humala lo está aplicando lo hace aún peor.

Diego Olivera
Bachiller en economía por la Universidad del Pacífico, se especializa en finanzas. Ha contribuido con el dictado de cursos cuantitativos, macroeconomía y teoría de portafolio. Su experiencia incluye la administración de fondos de inversión, así como la publicación de artículos de opinión en diversos medios online
Click to comment

Deja tu comentario

Loading Facebook Comments ...

Leave a Reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

To Top