COYUNTURA

Opinión: La guerra que aún no ganamos

Fuente: Exitosa Noticias

Sendero fue derrotado militarmente. De eso no cabe la menor duda. La captura de Guzmán marcó el derrotero de lo que sería finalmente la derrota militar de los terroristas y el posterior encarcelamiento de las cabecillas de la sanguinaria organización. Sin embargo hubo y hay otro guerra que todavía no hemos ganado y esa es la política e ideológica. Sendero tenía un pensamiento político (errado, pero político al fin y al cabo) que nunca fue desacreditado, ni siquiera fue debatido. El Estado nunca pensó que iba a llegar el día en que la justicia y la democracia, esa misma que ellos intentaron dinamitar, iba a otorgarles la libertad.

MOVADEF hoy aparece como el brazo político de Sendero. Vale hacer la aclaración que no todos son condenados por terrorismo, pero todos reivindican a Abimael y luchan por su libertad, manteniéndose en una línea muy delgada entre la apología y el simple proselitismo político. Nos guste o no, hoy Sendero tiene una naciente plataforma política. No aparecen más con machetes, sino con pancartas, aunque los psicópatas a los que reivindican no se hayan cansado de asesinar peruanos. Parecer ser que han depuesto las armas y se preparan para combatir en el campo de las ideas. Repito, parece ser. O al menos están recobrando fuerzas para volver a lo que ellos denominan “guerra popular”. Toca atacar su ideología.

Pienso que son totalmente vencibles. Ellos reivindican el pensamiento de un sádico asesino que nada bueno dejó al país y que la mayoría de los peruanos repudiamos. Hemos aprendido a entender que la democracia es el mejor sistema posible, aunque a la mala. Preparémonos para derrotarlos. Guzmán, cuando fue capturado, balbuceó una frase que, aunque suene terrorífica viniendo de una rata como esa, no deja de ser cierta: “Las ideas no mueren”. Y es cierto. Y es por eso que justamente propongo que los derrotemos en el terreno ideológico y político. Para que terminen de entender que la doctrina que por la sangre intentaron imponer está siendo destruida por la democracia que los peruanos defendimos el siglo pasado y que seguimos defendiendo. Esta semana es para reflexionar.

Ataquemos ese frente. Debatamos, enfrentémonos, hagamos política y no permitamos que las ideas con las que estos cerdos desangraron al país cobren vigencia, porque ellos se están reorganizando. Y hay que estar preparados. Y no sólo militarmente.

Luis Enrique Baca
Estudiante de Derecho en la Universidad de Lima. Apasionado por la política y el cambio. Amante del Perú.
Click to comment

Deja tu comentario

Loading Facebook Comments ...
To Top