COYUNTURA

Opinión: Ley para el desarrollo cinematográfico, ¿promoción o censura?

Imagen: Diario16

Por: María Alejandra Gutierrez

Esta semana se presentó el proyecto de ley titulado “Ley para el desarrollo de la cinematografía y el audiovisual peruano” por parte de la congresista María Melgarejo, de Fuerza Popular. Esta ley pretende promover la producción cinematográfica de nuestro país mediante el financiamiento y premiación de proyectos audiovisuales nacionales en los que se resalten valores identitarios y expresiones culturales peruanas.

Esta iniciativa puede mostrarse como inocente y positiva, ya que busca la promoción del arte nacional; sin embargo, pone en su capítulo 3 una serie de condiciones que resultan llamativas. En este se menciona: “los proyectos seleccionados no podrán incurrir en apología del terrorismo, se considerará un aspecto favorable para la selección de los proyectos que no enaltezcan ninguna forma de abuso, violencia física y/o psicológica u opresión al ser humano”.

Es evidente que no se debería tolerar la apología al terrorismo; sin embargo, no se plantea un método claro para hacer esta clasificación, tampoco, bajo qué parámetros se definirá si la película hace o no apología al terrorismo, ni qué institución se encargará de dicha tarea. Es por ello que, más que una preocupación por mantener la paz social, resulta una suerte de censura a títulos con temáticas situadas en los años del conflicto armado interno.

Esto resulta una tremenda contradicción, teniendo en cuenta que gran parte de nuestras producciones cinematográficas se centran esta temática, ya que el conflicto armado interno marcó una época en la historia del Perú. La censura no es la solución, sino por el contrario, no permite la reconciliación; la única manera de lograrla es conociendo nuestro pasado y siendo consientes de este: de los hechos y actores, los logros y las fallas, no solamente teniendo en cuenta los abusos cometidos por los terroristas, sino también por parte del Estado y las Fuerzas Armadas, que terminaron por perjudicar a la sociedad.

El cine no se debe censurar, y menos a costa de premios y financiamientos, sino que se le debe identificar como una poderosísima arma para el reconocimiento de nuestra historia a nivel de sociedad, de una manera más didáctica, como se ha venido haciendo con películas como Días de Santiago, Paloma de Papel, La Boca del Lobo, Magallanes, La Teta Asustada, películas que probablemente bajo este proyecto de ley serían erróneas. Cabe resaltar que esta propuesta de ley resulta un absurdo, teniendo en cuenta que estamos en el “Año del Diálogo y Reconciliación Nacional”. La libertad de expresión es un derecho humano que no debe ser violado de ninguna manera, ya que solo mediane se puede dar una vida democrática.

Click to comment

Deja tu comentario

Loading Facebook Comments ...

Leave a Reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

To Top