COYUNTURA

Crónica: Festival de la gastronomía peruana

El domingo pasado estuve en la feria de la gastronomía peruana: Mistura. Desde sus inicios se ha hecho para reunirnos y celebrar nuestra tradición, creatividad, identidad y diversidad, todo alrededor de la buena cocina. También para mostrárselo al mundo, y que viajen solo para ver la feria más grande de América Latina. Asimismo, muchos restaurantes abren sus puertas para participar de la feria, haciendo descuentos y menús especiales, haciendo que durante diez días se respire gastronomía en Lima.

Mi mamá y yo hemos ido desde sus inicios cuando era “Perú Mucho Gusto”, cuando duraba solo 3 días, siempre fans de la gastronomía peruana. En mistura, nos encantaba ir a los lugares más exóticos y probar los desconocidos manjares que encontrábamos dando vueltas, nunca entendí por qué mis amigas del colegio no estaban tan entusiasmadas en ir como yo ¿es que no se daban cuenta la gran oportunidad que se perdían? Buenos restaurantes con platos fusión peruana, postres clásicos hechos por los mejores y muchas cosas más, todo en un solo sitio, barato y con porciones pequeñas para que puedas degustar de todo.
Desde el 2012 que entré a estudiar gastronomía en Le Cordon Bleu y me enteré que los alumnos podíamos ser parte de la feria y ayudar en los stands, hice todo para ir. Los cuatro Misturas que he vivido desde dentro han sido definitivamente los mejores, me he divertido, he comido de todo, pude conocer muchos productos en el mercado, probar las cosas nuevas que traían cada año, hasta pude tener el honor de apoyar a los chefs internacionales que iban a dar las charlas de Mistura en su mis-en-place.

Debo decir que pude ver de primera mano cómo Mistura fue evolucionando, mejorando mucho, pero también decayendo en otros aspectos. Este año tenía muchas expectativas, eran los diez años de esta feria gastronómica así que pensé que se iban a lucir. Quería enseñarle a mi enamorado (que es de Bilbao, España) lo increíble de esta feria y lo decepcioné, no cumplí con lo dicho. Y es que la de este año no se compara con Madrid Fusión, ni San Sebastián Gastronomika.

Es cierto que año a año vi cómo le quitaban cierto encanto, dejaron de lado los grandes encuentros gastronómicos, ya no venía René Redzepi, ni Alain Ducasse, ponían mucho chancho al palo y sanguchones ¿Qué pasó con las preparaciones fusión? Vi menos exigencia en la calidad de los stands y poca organización. Encontrar una buena ubicación para esta enorme feria gastronómica siempre ha sido difícil, que el espacio sea amplio, plano, céntrico y sin mucho polvo, muchas cosas que en una ciudad tan caótica como Lima son imposibles, donde hicieron está última edición, para mi, no ha sido buen sitio. Lo único que sigue igual de bueno es “El Gran Mercado” donde encontré productos de todas partes del Perú, nuevos para mí y que usaré en Maitea.

Mistura, el domingo pasado me decepcionaste, pero sigo creyendo que puedes y tienes la obligación de crecer y mejorar. La gastronomía en el Perú sigue en apogeo y no debemos conformarnos con lo que ya logramos.

Gabriela Portugal
Egresada de Gastronomía en Le Cordon Bleu Perú, con un gran debilidad por la Pastelería. Amante de viajar, comer y conocer nuevas culturas. Chef/Dueña en Maitea, cafe/bar de pintxos en Miraflores, Lima.
Click to comment

Deja tu comentario

Loading Facebook Comments ...
To Top