TRENDING

Walk In Closet: Franca Sozzani

Sin duda alguna, la edición estadounidense de la revista Vogue es la más conocida del grupo, y su directora, Anna Wintour, la más popular e influyente. La biblia de la moda tiene en realidad más de 20 ediciones en países como México y Brazil hasta Sudáfrica y Ucrania. Cada una de estas publicaciones tiene un enfoque diferente, liderado por el o la directora de cada una. Por más que dentro de la industria sus nombres se escuchan constantemente, fuera de ella son pocos los que los conocen. Una de las más innovadoras, y probablemente la más influyente después de Anna Wintour, fue Franca Sozzani. Como directora de Vogue Italia, convirtió a esta publicación en la más atrevida de todas, tratando temas que iban desde la imagen corporal hasta la política y la violencia doméstica.

2_domestic-violence

Franca nació en enero de 1950 en el norte de Italia. Estudió literatura y filosofía en Milán, casándose a los 20 años con la idea de llevar una vida tranquila. Sin embargo, a los tres meses decidió darle un giro a su vida, dejar a su esposo y viajar para encontrarse a sí misma. Después de visitar Londres e India, regresó a Italia y consiguió un trabajo como – dicho por ella misma – “la asistente de la asistente de la asistente” en Vogue Bambini.

En 1980 pasó a ser editora de la revista LEI, enfocada en moda para mujeres jóvenes. Durante este tiempo, empezó a colaborar con fotógrafos con quienes trabajaría por años, incluyendo a Bruce Weber, Peter Lindbergh y Steven Meisel. Franca siempre se caracterizó por darles total libertad creativa sobre las sesiones de fotos, creando editoriales inspiradores desde sus primeros años en la industria.

En 1988 fue nombrada directora de Vogue Italia, desafiando desde el primer día el modelo que seguía esta publicación. Por un lado, dejó de enfocarse solo en diseñadores italianos, y empezó a incluir extranjeros, poniendo un diseño de Yves Saint Laurent en su primera portada. Por otro lado, entendió que la revista no llegaba a mayor difusión internacional por la barrera del idioma. Fue así como Vogue Italia empezó a crear espectaculares imágenes que atraían, y siguen atrayendo, a amantes de la moda y el arte. Poco a poco, la convirtió no solo en una revista de moda, sino en una publicación que usa el poder de la imagen para discutir temas importantes.

Franca entendía que la moda no es simplemente ropa, y que realmente habla sobre cada época. Insistía que los editores no deberían ser conocidos por lo que usaron en el último desfile, o por sentarse en las primeras filas, sino por el trabajo que realizan. Se negaba a usar diseños de la temporada actual, buscando incorporarlos a su estilo y usarlos cuando mejor le parecía. Sabía que en una industria en la cual todos asistían a los mismos eventos, lo único que la diferenciaría del resto sería su punto de vista.

3_telegraph-com_franca-and-anna-at-alberta-ferreti-mfw-2010

El documental Franca: Chaos & Creation, dirigido por su hijo Francesco Carrozzini, nos muestra un detrás de cámaras único. Presentado en setiembre en el Festival de Cine de Venecia, tiene un enfoque que solo un hijo puede obtener de una madre.

4_nytimes-comEl pasado 22 de diciembre perdimos a un ícono de la moda italiana. Una mujer que, en sus 66 años, dejó una huella imborrable en la industria y en la vida de muchos. Alguien cuyo legado va más allá de las páginas de Vogue – una mujer que esperaba mucho más de la moda, y quien creía que la moda misma debía retarse y reclamar el puesto en las discusiones globales que tanto se merece.

LINK: http://www.francathemovie.com/


Fuente de Imagenes:

wsj.com, cosmopolitan.co.uk, nytimes.com, pinterest.com

Sandra Mathey
Diseñadora de modas egresada de Mod’Art Perú y el Fashion Institute of Technology en Nueva York. Adicta al running y al brunch. Trabaja en trend forecasting mientras espera su carta de aceptación a Hogwarts.
Click to comment

Deja tu comentario

Loading Facebook Comments ...
To Top