TRENDING

Walk in closet: El Bob

Un nuevo corte de pelo es una de las formas más fáciles de cambiar de apariencia y, muchas veces, deshacerse de unos centímetros significa mucho más que botar las horquillas. Los cortes de pelo drásticos vienen generalmente acompañados de una necesidad de cambio, de dejar atrás el pasado y reinventarse.

Uno de los cortes más populares entre las mujeres es el bob, un estilo que nació a inicios del siglo XX y que regresa cada cierto tiempo para seguir fascinando con una mezcla entre lo clásico y lo moderno. En sus inicios, este corte recto a la altura de la mandíbula era una forma revolucionaria de hacerle saber a la sociedad la postura que tenían respecto a los derechos de las mujeres.

Las primeras muestras del bob se pueden trazar hasta 1903, cuando dos estudiantes de una universidad en Pennsylvania llegaron a hacer deporte con este nuevo look para pasar desapercibidas. La simpleza y modernidad del estilo contrastaban con los peinados más populares de la época, para los cuales se necesitaba una larga cabellera y horas de trabajo. Al contrario de estos últimos, el bob era muy sencillo y fácil de mantener. Se dice que fue entre 1908 y 1912 que su popularidad aumentó considerablemente, cuando empezó a ser adoptado también por intelectuales rusas para esconderse de la policía.

Peinados de 1900s

Fue la bailarina Irene Castle quien en 1915, al usarlo en su día a día, llamó la atención de los editores de Vogue de la época, denominándolo como lo más nuevo, pero con pocas probabilidades de popularizarse. Tan solo unos meses después, las páginas de la biblia de la moda promocionaban una especie de gancho que permitía obtener un bob sin necesidad de despedirse del largo del cabello. Aún a esas alturas y con la popularidad del corte en aumento, este era mal visto y eran muy pocos los estilistas que se atrevían a hacerlo.

El corte bob en los años 20

Durante los años viente, las flappers, mujeres jóvenes que se rebelaban ante las expectativas de la época, adoptaron este corte de pelo como complemento perfecto a su nueva forma de vestir y comportarse. La actriz Mary Gordon dijo en 1927 al Pictorial Review, “considero que cortar nuestros largos cabellos es una de las muchas pequeñas cosas que las mujeres debemos dejar de lado en nuestro camino a la libertad. Lo que sea que ayude a la emancipación, por más pequeño que parezca, vale la pena.”

 

Flappers

Guido Palau, uno de los estilistas más destacados de la industria de nuestra época, opina que el cabello es un accesorio que expresa nuestra individualidad, y las mujeres de comienzos del siglo XX lo tenían clarísimo. Dejar atrás el pelo largo representaba el dejar atrás todas esas ideas absurdas sobre lo que significaba ser mujer en esos tiempos, dejar atrás el pasado para construir un mejor futuro. Hoy, más de 100 años después, el largo del pelo no será el principal problema, pero en muchos sentidos la lucha de esas mujeres sigue resonando cada día.


Fuente de imágenes: etonline.com, airyhair.com, commons.wikipedia.org, myinterestingfacts.com

Sandra Mathey
Diseñadora de modas egresada de Mod’Art Perú y el Fashion Institute of Technology en Nueva York. Adicta al running y al brunch. Trabaja en trend forecasting mientras espera su carta de aceptación a Hogwarts.
1 Comment

Deja tu comentario

Loading Facebook Comments ...

1 Comment

  1. prony bony

    Junio 23, 2018 at 1:21 am

    fVYDD6 This very blog is definitely awesome and besides factual. I have chosen a lot of helpful advices out of this blog. I ad love to go back every once in a while. Thanks!

Leave a Reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

To Top