TRENDING

Walk In Closet: Colette cierra sus puertas

El miércoles 12 de julio empezó con una noticia que cayó como balde de agua fría sobre los amantes de la moda: la boutique parisina Colette cerrará sus puertas en diciembre, tras 20 años de trayectoria. Desde su creación, la tienda se ha caracterizado por ofrecer una gran variedad de marcas y productos. Desde libros a precios accesibles hasta diseños de las casas de moda más exclusivas, hay un poco de todo y para todos.

 

Sarah Andelman y Colette Roussaux

En 1997, Colette Roussaux y su hija, Sarah Andelman, frustradas por la poca variedad de productos innovadores que ofrecían las tiendas parisinas, decidieron arriesgarse y crear su propio concepto. Habiendo viajado por diferentes lugares y descubierto la gran cantidad de artículos que no llegaban a la ciudad de la luz, buscaron crear una boutique que los uniera bajo el concepto style, design, art, food. Además, Andelman recuerda que en esos tiempos, era casi imposible encontrar un lugar para almorzar en la ciudad después de las 3pm, detalle que también quisieron cambiar. Fue así como madre e hija cambiaron el retail tradicional y crearon una de las primeras concept stores.

Nombrada por Forbes como la tienda más trendy del mundo, Colette tiene un método único que muchos han intentado replicar. Si bien actualmente existen muchas concept stores – tiendas que mezclan arte, cultura y moda – la singular visión de Colette es inigualable. La manera como se complementan las fortalezas de Roussaux y Andelman convirtió a una tienda que pudo ser una más, en una parada obligatoria tanto para turistas como para locales. Karl Lagerfeld, director creativo de Chanel, asegura que es la única boutique que visita seguido ya que encuentra artículos allí que nadie más tiene.

 

Entre las razones del éxito de Colette está la gran variedad de precios y categorías que ofrecen, incluyendo joyería, perfumería, accesorios, maquillaje, velas, papelería, zapatos, libros, y por supuesto, ropa tanto de diseñadores emergentes como de los clásicos consagrados. El dúo madre e hija busca contar una nueva historia cada temporada con productos de calidad, encontrando siempre algo único en cada uno de ellos. A diferencia de los retailers tradicionales, cada uno se luce en pequeñas cantidades dentro del espacio asignado, permitiendo al cliente observar con tranquilidad sin alborotarse por la cantidad de mercadería a la vista. Asimismo, cada semana desde sus inicios, Colette y Sarah analizan qué productos deben sacar del piso y cuáles deben agregar, además de modificar la ubicación de todos en la boutique y renovar las vitrinas. Cada detalle es cuidadosamente analizado para reflejar la energía positiva y artística que buscan proyectar.

Por otro lado, se organizan exposiciones de arte con piezas que se exhiben en los diferentes pisos de la tienda, culminando en una mini galería especialmente diseñada para estos artistas. Además, en el sótano se encuentra el Water Bar, famoso por los 73 tipos de agua que ofrece, el menú que cambia diariamente y la decoración que varía de acuerdo al tema del mes.

 

Water Bar

 Como el equipo anunció en Instagram, todo lo bueno tiene un final, y para Colette, será este 20 de Diciembre. Después de 20 años de marcar tendencia, el comunicado oficial confirma el motivo: “Colette Roussaux quiere tomarse su tiempo, y Colette no puede existir sin Colette.” Una boutique que deja la valla muy alta para el resto de concept stores, y, por más que existen muchas que dan la talla, solo existe una Colette.

Fuente de imágenes: colette.fr, latimes.com, cntraveler.com, hg2.com

 

 

Sandra Mathey
Diseñadora de modas egresada de Mod’Art Perú y el Fashion Institute of Technology en Nueva York. Adicta al running y al brunch. Trabaja en trend forecasting mientras espera su carta de aceptación a Hogwarts.
Click to comment

Deja tu comentario

Loading Facebook Comments ...
To Top