TRENDING

Vida y Punto: El Armagedón de las llamas

Un nuevo juego de mesa peruano ha llegado al mercado. 

Llamagedón, del diseñador e ilustrador Jose Deza, es un juego competitivo de cartas que puede ser disfrutado por grandes y chicos por igual. Puede ser jugado entre 2 a 5 jugadores y tiene una duración aproximada de 10 minutos por partida. En este juego, se ha desatado un cataclismo y una lluvia de meteoritos amenaza con destruir la pacífica existencia de llamas medianamente inteligentes. Los jugadores deberán construir refugios para resguardarlas del inminente peligro, compitiendo por ser quienes logren salvar a la mayor cantidad de llamas.

El objetivo del juego es haber logrado conseguir o construir más refugios que el resto de jugadores antes de darse elllamagedón”. Cada uno comenzará con cuatro cartas en mano que les servirán para ir armando su estrategia. Al inicio del turno, podrán obtener una nueva carta del mazo; seguidamente, deberán bajar a su área de juego todas las cartas de refugio que posean y, de manera opcional, las cartas de recursos que les permitan construir un refugio. Para poder bajar las cartas de recursos, se deben combinar dos de ellas que tengan igual color de fondo. Una vez hecho todo esto, se podrá tomar una acción al bajar alguna de las otras posibles cartas o dejar pasar el turno.

Llamagedón promueve la competición entre jugadores gracias a las diferentes acciones que pueden realizarse por turno: es posible robarle cartas a los rivales, robarles o destruir sus refugios, hacerles perder un turno e incluso obligarlos a intercambiar cartas. Todo esto invita a pensar cada jugada de manera más estratégica y añade una buena dosis de tensión al juego. Además, dado que es posible intercambiar tres cartas de recursos con fondos de color distinto por una carta de la pila de descarte, siempre habrá una acción posible de realizar para no quedarse atrás. Y, a pesar de que el límite máximo de cartas en mano es 7, las reglas permiten que los jugadores se arriesguen a tener más cartas, siempre y cuando no sean descubiertos, pudiendo obtener cierta ventaja de este modo.

Una vez que la carta de Llamagedón sea sacada del mazo al inicio del turno de un jugador, se darán dos rondas más antes del final del juego. En este momento se deberán bajar todas las cartas de recursos que permitan construir refugios, quedando todos expuestos a recibir los últimos ataques enemigos. Terminado el juego, quien tenga más refugios será el ganador, y en caso de empate, prevalecerá quien haya utilizado menos cartas para obtener sus refugios.

Llamagedón es un juego muy sencillo y rápido de aprender, y cada partida dura tan poco tiempo que es usual jugar más de una. Además de tener una mecánica divertida, las imágenes que adornan las cartas se añaden como un factor cómico adicional. Todo esto contribuye a ser un juego perfecto para ser disfrutado en familia o con amigos, sin importar la edad.

 

Fuente de las imágenes: www.endemicgames.com

Diego Rodríguez
Psicólogo por la PUCP, ocupa el cargo de Game Designer, Level Designer y Game Writer en LEAP Game Studios, y es docente de la carrera Videojuegos y Entretenimiento Digital en el instituto TLS. Apasionado por el arte en todas sus expresiones, ciclista empedernido, futbolista frustrado y escritor desde los doce, dedica la mayor parte de su tiempo a desarrollar juegos, a hablar de ellos y a jugarlos.
Click to comment

Deja tu comentario

Loading Facebook Comments ...
To Top