TRENDING

Trending: 12 tips para relajarte cuando estás en el avión

La semana pasada les conté sobre mi miedo a volar. Al compartir esto con ustedes, descubrí que no soy la única y recibí muchos tips y sugerencias, que sin duda aplicaré en el viaje que tengo en 15 días (!!!)

Como me encanta hacer listas les presento una de todo lo que podría servirles hacer en el avión para disfrutar y aplacar el nerviosismo (o pánico) que puedan sentir.

1. Escoger la ubicación que más les acomode.

Sé que últimamente es súper difícil encontrar el asiento soñado en el avión, ya que cada vez el espacio es más chico (en serio, ¿qué onda? Yo mido menos de 1.60 y siento que me da gangrena en las piernas) pero bueno miremos el lado positivo del asunto, al menos pueden elegir sentarse en “pasillo” o “ventana”. Para mí, el mejor es el pasillo porque me gusta caminar por el avión y poder ir al baño sin hacer que toda la fila se pare.

2. Usar ropa cómoda.

Lo ideal es ponerse varias capas de ropa que sean fáciles de poner y quitar pues la temperatura en el avión muchas veces cambia. Por momentos puedes sentir un poco de frio o calor. Vestir con ropa cómoda te permitirá tener una sensación más agradable.

3. Respirar.

Aunque parezca obvio, respirar es algo que nos ayuda a tranquilizarnos ni bien sentimos que empieza la turbulencia o si escuchamos algún ruido extraño. Lo recomendable es hacer una respiración diafragmática: inhalas por la nariz inflando la barriga y luego exhalas por la nariz desinflándola. Traten de hacerlo leeeeentamente. En serio, lo más lento que puedan.

4. Aplastar/apretar.

Una acción que funciona para descargar la energía que nos produce la ansiedad, es apretar algún objeto con fuerza y después soltar lentamente. 

Hay que poner atención en las sensaciones que nos produce el tensar y luego relajar. Pueden probar haciéndolo también con distintas partes de su cuerpo (hacer un puño y apretar/luego tensar, tensar cada una de sus piernas y luego relajarlas, los brazos, etc). Hacer esto nos trae un equilibrio mental, como dice mi profesora de yoga: transformar la mente a través del cuerpo.

5. Música.

Lleven toda la música que puedan y que tenga el efecto de ponerlos en un estado de ánimo positivo. En los aviones también hay música, pero me parece más entretenido hacer un playlist unos días antes del viaje.

6. Actividades varias.

– Pintar mandalas: nunca he probado pintar mandalas en un avión, pero cuando lo hago en tierra firme, me entretiene muchísimo y ya que ha sido una sugerencia recurrente, definitivamente voy a probarla.

– Crucigramas/sudokus/pupiletras: son actividades que nos permiten enfocar toda nuestra atención y no dejar que la mente se ponga a divagar pensando lo peor.

– Bonus track: mi amiga Lore me ha recomendado comprarme una caja de ligas y hacer una bola de ligas. No se me hubiera ocurrido, pero voy a hacerla de todas maneras.

7.   Chequea la hora.

Esta puede ser un arma de doble filo porque estar chequeando cada tanto la hora puede estresarte un poco ya que el tiempo puede no pasar tan rápido, pero a mí me gusta hacerlo porque así puedo notar que va faltando poco para llegar a mi destino.

8. Hablar con alguien que trabaje en aviación.

Esto hay que hacerlo antes del viaje. Si conoces a algún piloto o tripulante de cabina puedes conversar antes de tu viaje y aclarar algunas de tus dudas o preocupaciones con esta persona. Yo voy a probarlo, creo que me dará algo de tranquilidad sobre todo porque ellos vuelan súper seguido y conocen sobre aviones y sus procesos.

9. Hablar con alguien de la tripulación.

Parecido al punto anterior, pero en este caso me refiero a cuando ya te encuentras en el avión. No te sientas mal de llamar a algún tripulante de cabina ya sea para preguntarle si todo está bien, para pedirle un vaso con agua o contarle sobre tu temor a volar.

10. Si vas a tomar algún tipo de medicación, consúltalo primero con tu doctor.

Eso y prueba la pastilla unos días antes de viajar. No es la voz que te de algún efecto secundario estando en el avión.

11. Olores relajantes.

Óleos, sprays, gotas o aceites naturales. Colocar un poco en tu nuca y muñecas puede ayudar a calmarte debido a que a través del olfato percibes las propiedades calmantes de las plantas presentes en los productos.

Yo tengo Eucasol de Just que es para aliviar la congestión nasal pero también me sirve como un aroma relajante.

12. Apps.

– SOAR APP: no he utilizado esta app pero se ve bastante completa. La versión gratuita te permite conocer información relevante sobre el despegue, aterrizaje y la turbulencia. La versión de pago tiene contenido más detallado y personalizado para tratar el temor a volar.

– Sky guru app: en esta aplicación puedes colocar los datos de tu vuelo y recibir información sobre las condiciones en las que volará tu avión, también tiene una versión gratis y otra de pago.

-Breathe app: te ayuda a respirar y concentrarte en tu respiración además de proponerte distintos tipos de meditación.

Quizás no tenga que usar todas estas herramientas, pero prefiero estar preparada ya que me tocan bastantes horas de viaje.

Gracias a todos por sus tips, con esta mini guía espero entretenerme y ojalá les sea de ayuda para su próxima aventura.

¿Tienen tips adicionales? ¿Recomendaciones musicales? ¿Alguna película o varias que pueda descargarme para el vuelo?


Fuente de imagen: www.facua.org

Ericka Pavletich
Eterna estudiante, diseñadora de modas, actriz y próximamente escritora. Amante de los perros y los tragos de colores. “Clueless” es su mayor placer culposo y le gustaría vivir en una película de Wes Anderson. Cuando no está bromeando le dedica su tiempo a investigar sobre comercio justo y actividades de voluntariado
Click to comment

Deja tu comentario

Loading Facebook Comments ...
To Top