TECH N' GO

Tech n’ go: Grantrepreneur – ¿Y si no te ganas el fondito?

La prestigiosa y reconocida publicación y sitio web Urban Dictionary define el término grantrepreneur , que deriva de grant (o subsidio en español) como: Gente que vive de y para subsidios del estado y fondos públicos. Ellos no son gente de negocios, sólo son buenos para obtener dinero del estado (N.E. traducción libre).

¿Así o más claro?

En un país como el nuestro, los que tenemos algunos años dando vueltas por la industria del emprendimiento identificamos a los grantrepreneurs por excelencia. Se perciben a distancia.

Sí, aquellos que obtuvieron mucho dinero del estado (o sea, tuyo, mío y de todos), hablaron en cuanto evento hubo, salieron en la prensa como “ejemplos de emprendedurismo e innovación” pero que nunca llevaron nada al mercado, ni generaron empleo, ni crearon valor de ningún tipo. Y aquí no pasó nada.

Como yo lo veo, vivir de concurso en concurso es incluso más peligroso que vivir  de ronda en ronda de inversión (talvez te interese leer: Menos Inversionistas, Más Clientes donde toco el tema) porque al menos aquellos que creen en este último modelo, sienten la presión de llegar a los hitos que van liberando los cheques de sus inversionistas (aunque eso no es garantía de nada).

Los grantrepreneurs le hacen mucho daño a la industria del emprendimiento por varias razones y para mí la más importante es que se les confunde con emprendedores, y eso está muy lejos de la realidad. La comparación es hasta irresponsable.

Hay que tener un set de skills diferente y talento especial para ganarse cuanto fondo disponible se abre a concurso. Y por eso, no es raro ver que los mismos equipos y proyectos que ganan las convocatorias del gobierno, ganan también los fondos  de la empresa privada y hasta los llamados de la banca de desarrollo. ¡Y en diferentes países a la vez! ¡Año tras año! Eso no es gratis. Ahí tiene que haber talento, no es suerte. Les otorgo eso, y en verdad, lo respeto, pero no nos confundamos.

Es cierto también que estos concursos, fondos y convocatorias han servido para que grandes ideas despeguen o se consoliden. Yo mismo comprobé esto cuando participé del programa Startup Chile en 2013, mucho talento supo aprovechar la plataforma.

Cosa diferente es que tu emprendimiento tenga 4 años en el mercado y sigas pensando en concursar porque aún no llegas al punto de equilibrio, como si tu startup que es una cuponera, necesitara capital con la misma intensidad que aquella que está desarrollando tecnología para energías renovables.

Si estás en ese punto, quizás sea importante que tú y tu equipo mediten en una nueva estrategia de ventas y de la posibilidad de poner un producto comercialmente viable en el mercado pronto.

Por favor, evita a toda costa convertirte en un grantrepreneur. Defiende con los dientes que tu proyecto tenga mejores cosas que contar que “nos ganamos… (coloque el nombre del fondo o concurso que más le guste aquí)” la próxima vez que alguien te consulte como te va, para que puedas decir algo como “ganamos la cuenta de (ponga el nombre del prospecto más importante de su startup aquí)” ó “subimos la versión beta de nuestro app y tenemos nuestras primeras ventas”.

Porque si no, ¿qué pasa si no te ganas el fondito?

¡Que emprendan bien!


Fuente de imagen: https://startupmarani.ge

Moisés Otero
Emprendor Digital, Co-fundador de la primera comunidad p2p para el cambio de dólares en Latam, MidPoint FX; Fundador de Embarkee y exGerente de Negocios de Comparabien. Escribe sobre sus vivencias, experiencia y el desarrollo del mundo startup y la industria fintech en Perú y la región.
Click to comment

Deja tu comentario

Loading Facebook Comments ...
To Top