SIN FRONTERAS

Sin fronteras: Te dejo Madrid…

Las despedidas siempre son difíciles y más cuando se trata de una ciudad que me ha dado tanto (aunque para mí es solo un hasta luego). Así es, dejo Madrid (por segunda vez) y voy de regreso a mi otra casa como base (con todos los retos que esto implica), pero me llevo de esta ciudad los mejores recuerdos.

Y es por ese cariño que le tengo a esta gran GRAN ciudad que quiero compartir con ustedes la mayor parte de datos posibles desde el punto de vista de alguien que ha vivido allá y que, no es por nada, pero que siempre ha estado muy bien informado de todo lo que se mueve por la capital española.

Es difícil decidir por donde empezar y más cuando no deja de rondar por mi cabeza que dejo una parte de mi vida muy importante y veo desde el balcón de mi casa la Gran Vía y las típicas calles del centro que ya no veré por un tiempo, años donde he podido disfrutar mucho la vida en una ciudad que, en mi opinión, lo único que le hace falta para ser perfecta y tener todo es una playa (aunque hasta para eso hay soluciones), pero ya con eso sería demasiado perfecta para ser real.

Cuando digo que Madrid lo tiene todo no exagero y me  darán la razón  todos los que la conocen y los que no, anímense a conocerla. Es una parada de conexión con el resto de Europa y con gran parte del mundo así que estas conexiones son una muy buena oportunidad para conocerla.

Empecemos por los puntos turísticos más importantes que no deben perderse de ninguna manera. Visitar la Gran Vía y perderse por sus calles y tiendas, tomarse fotos en la plaza de Sol y con el famoso Oso y el Mogroño (un clásico de Madrid junto con el cartel del Tío Pepe), ver el Kilometro Cero de Madrid que está también en la plaza Sol, caminar por calle Mayor pasando por la Plaza Mayor de Madrid, una pequeña parada en el Mercado de San Miguel (un espacio gastronómico alucinante donde se concentran muchos restaurantes en stands y donde se puede comer y tomar de todo) – si te gusta este concepto de Mercado hay 2 más que recomiendo que son menos turísticos pero igual de buenos, estos son el Mercado de San Ildefonso y el Mercado de San Antón (con una linda terraza para ver el sunset o simplemente alucinar el increíble cielo de Madrid); continuando con el recorrido se debe visitar la Catedral de la Almudena y el Palacio Real, luego los jardines de Sabatini y para terminar la tarde pasar por la Plaza España y el templo Debod, que en mi opinión tiene uno de los atardeceres que he visto en mi vida (uno de mis spots favoritos en la ciudad). Este recorrido se puede hacer en un día o día y medio, si lo cumplen podemos pasar a la siguiente parte.

Habiendo acabado con la primera parte del recorrido turístico por la ciudad, lo siguiente es recorrer los principales museos de la ciudad (solo los voy a enumerar porque si hablo de cada uno no acabamos nunca pero todos los mencionados son SÚPER recomendables): Museo Nacional del Prado, Museo Reina Sofía, Museo Thiessen y no dejar de visitar uno de los espacios culturales más alucinantes que he visto, se llama Matadero y tiene exposiciones que van variando pero que vale la pena ver, el espacio siempre va variando pero es siempre muy interesante; la siguiente parada en el tercer día deberá ser en la famosa puerta de Alcalá y el parque del Retiro (mi parque favorito en el mundo) donde pueden pasar una tarde paseando o tal vez remando en la laguna central o paseando por el hermoso palacio de Cristal. Por supuesto, todo esto previa parada en la plaza de Cibeles con el palacio que alberga, el cual es alucinante.

Si es que queda tiempo y ya se han visitado todos, o la mayoría de puntos turísticos, cerca de Madrid (a 1 hora o 1:30 horas de distancia en bus o en tren) hay otras pequeñas ciudades y pueblos que valen la pena visitar como Toledo, Segovia, Avila, La Granja de San Ildefonso, Cuenca, El Escorial, Aranjuez y Pedraza, todos son muy recomendables solo que si hay que elegir yo me quería con Toledo y El Escorial.

Por otro lado, y ya para ir terminando, cuando digo que hay de todo en Madrid, no exagero. También hay disponibles dos parques de diversiones. El parque de atracciones de Madrid y el parque Warner , ideales para los amantes de la adrenalina.

El cielo de Madrid es algo que NO DEBEN dejar de observar, para mi es de los más bonitos, sea invierno o verano y, para poder observarlo como es debido hay varios miradores pero yo destaco (sin dudarlo) la terraza de Bellas Artes, no dejen de ir si tienen tiempo. Hay varias terrazas con buenas vistas  pero dependerá también de la época del año en que visiten la ciudad (generalmente entre mayo y septiembre es cuando están todas abiertas).

Finalmente, no se nos está olvidando – no teman – dónde se puede comer y a dónde ir por la noche. En Madrid, los barrios tienen personalidades muy marcadas, hay barrio hipster (Malasaña, que es mi favorito), barrio gay (Chueca), barrio alternativo y bohemio (Lavapiés), barrio intelectual (Las Letras) y un barrio moderno y elitista (Salamanca),entre otros. Entonces, la juerga y los lugares para comer dependen bastante del barrio porque los estilos cambian, sin embargo Madrid es una gran ciudad para los que les gusta conocer restaurantes y comer bien porque se puede encontrar comida de TODO el mundo. Mis recomendaciones nocturnas es salir de bares por Malasaña, visitar las discotecas del barrio de Salamanca y terminar la noche en el mítico piano bar Tony2, por supuesto que la noche madrileña encierra mucho más que lo que acabo de mencionar , pero lo mejor en esta ciudad es fluir y dejar que te sorprenda. En cuanto a los restaurantes, algunos recomendados son:

  • Le Cocó
  • Lady Madonna
  • Lucy Bombón
  • Quintín
  • Marieta
  • Perrachica
  • Saporem
  • Casa Macareno
  • Lateral
  • Makkila
  • Bosco de Lobos
  • El Imparcial
  • Ten con Ten
  • Dry Martina
  • Vacaciones (Brunch)
  • Bar tomate
  • Taberna La Ardosa

Como esto ya me dio hambre, me voy a comer unos churros con chocolate en San Ginés y un jamón en el museo del jamón antes de dejar esta ciudad…

¡Olé Madrid!

¡Hasta el próximo viaje!


Fuente de imágenes: Jorge Bárcenas – JBC imaginario

Jorge Bárcenas
Abogado de la UPC y Master en Derecho Ambiental por la Universidad de Alicante. Vive y trabaja en Madrid desde el 2014. Aficionado a la fotografía y viajero por naturaleza. Con cámara y pasaporte en mano, todo lo demás que fluya.
Click to comment

Deja tu comentario

Loading Facebook Comments ...
To Top