SIN FRONTERAS

Sin fronteras: París – Una ciudad para no dormir

He visitado París más de una vez pero siempre descubro cosas nuevas como si fuera la primera y no termina tampoco de sorprenderme, siempre hay alguna buena excusa para ir a París. Mi plan ideal en esta ciudad es perderme por sus calles, caminar sin mirar la hora (tampoco te das cuenta de que va pasando porque siempre hay gente en la calle y movimiento; por eso la primera vez que fui caminé casi sin parar hasta las 3 a.m y nunca me di cuenta de la hora), tomar un café en alguna terraza y simplemente observar a la gente (mi actividad favorita en esta ciudad, puedo pasar horas en esto), pasear por el barrio judío, Monmartre o los alrededores de la Torre Eiffel, además de los puentes increíbles que atraviesan el río Sena,  súper planes en esta GRAN ciudad.

DSC_0699-001

París agrupa a gente de muchas nacionalidades, diferentes culturas, arte e historia y eso se siente en cada paso que uno da por la ciudad. Los grandes museos se mezclan con la diversidad cultural que ofrece la ciudad y de la que está orgullosa.

¿Que ver en París?
Sin duda es una las de las ciudades más visitadas de Europa y todos sabemos qué es lo importante que se debe visitar en ella, pero aquí les dejo mis recomendaciones de lo que yo hago cuando la visito. Un paseo por la Torre Eiffel es imprescindible, los alrededores son más que lugares para fotos y vale la pena subir hasta el último nivel (aunque haya fila) y parar en el nuevo nivel con piso de cristal (no apto para los que le tienen miedo a las alturas). Frente a la torre hay un kiosko de Crepes al paso que para ¡Son los mejores! ¡Pruébenlos! El paseo continúa por el Arco del Triunfo y por la famosa avenida de los Campos Elíseos (para romperse un poco el ojo y si se puede la billetera con sus tiendas), luego pasar por la Plaza de la Concordia y termina esta ruta. Medio día o tal vez uno completo tendría que ser reservado para visitar la Catedral de Notre Dame y el famoso Museo del Louvre con el palacio respectivo.

DSC_0707-001

DSC_0015-001

Otro día tendría que ser dedicado a recorrer Montmartre, paseando por sus calles, con pintores y tiendas súper auténticas hasta llegar a la Basílica del Sagrado Corazón, no dejen de entrar y si hay misa mejor aún. Frente a la basílica hay unas vistas que dejan impresionado a cualquiera. El camino continúa hasta llegar al famoso Moulin Rouge, sí, el cabaret de la película. Para los interesados en los shows que ofrecen los cabarets de parís hay también otra opción similar al Moulin Rouge, el Lido de Paris algo más caro, pero también con shows que valen mucho la pena. Este día no debería terminar sin descubrir el increíble barrio “judío” de París y comer algo por ahí (cualquier lugar será una buena opción). El barrio de Le Marais tiene tiene a la población judía más grande Europa, además está también considerado como el barrio gay de París y uno de los más cosmopolitas del continente (mucha moda, tiendas y empresas), en él además se encuentra la Plaza de los Vosgos, la casa de Victor Hugo y el Hotel de Sully. Otro dato, y no se lo cuenten a los turcos pero ¡Es el mejor Kebab que he probado en mi vida ha sido ahí!.

Si se cuenta con un día más y sí son dos mejor aún, (por lo menos uno si sería indispensable) cerca de París se encuentra el Palacio de Versalles, una verdadera joya de Europa y que vale la pena conocer. La visita dura más de medio día por lo que yo recomendaría reservar un día completo para ir a conocerlo y sí es verano o primavera mejor aún para poder apreciar los juegos de sus fuentes (en invierno también es bonito pero no tan colorido. Otra alternativa para pasar un día fuera de la ciudad es visitar Disney Paris, una buena alternativa con un concepto muy europeo en comparación con los parques de Disney en Estados Unidos, pero que también vale la pena visitar. Las entradas compradas con anticipación resultan más baratas y es conveniente comprar para ambos parques si eres de los que les gustan los juegos con montañas rusas y no tan de niños (los dos parques se pueden hacer en un mismo día). Al parque se puede llegar en metro sin problemas, por lo que no se necesita alquilar carro (última parada de una de las líneas de la ciudad).

DSC_0062-001

DSC_1006 (1)

Finalmente, y no menos importante ¡la fiesta! ¿dónde ir? Un sitio con un ambientazo y buena música (electrónica) es Concrete una especie de barco anclado en el Sena con fiestas hasta el final de la noche, una experiencia única. Ahora, falta algo importante ¿Dónde comer? Francia presume de buena comida y la tiene, además en una ciudad como esta se puede encontrar también comida de prácticamente todo el mundo. Yo recomiendo los siguientes restaurantes: Epicure, Pizza Julia, Le Clos Y, Le Cinq, Fromagerie Danard y el Café du Métro. NO OLVIDAR POR NINGÚN MOTIVO de probar los macarons de Ladurée ¡¡son adictivos!!

DSC_0979

A disfrutar del viaje y ¡¡ nos vemos en el próximo!!

à bientôt.


Fuente de imágenes: Jorge Bárcenas – JBC Imaginario 

Jorge Bárcenas
Abogado de la UPC y Master en Derecho Ambiental por la Universidad de Alicante. Vive y trabaja en Madrid desde el 2014. Aficionado a la fotografía y viajero por naturaleza. Con cámara y pasaporte en mano, todo lo demás que fluya.
Click to comment

Deja tu comentario

Loading Facebook Comments ...

Leave a Reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

To Top