ALTO RELIEVE

Alto relieve: El desafío de ser formal para los independientes (Parte 1)

Mi experiencia tributaria comenzó en mi segundo trabajo de verano, saliendo de 4to ciclo. Me pedían, posterior al pago de remuneración, la entrega un RH (Recibo por Honorarios) lo cual a mis inicios laborales fue intrigante, pues ingresaba a la dimensión de emisión de comprobantes de pago que documentaba el trabajo realizado frente al estado.  Para los que aún no inician el trámite, no es un proceso muy tedioso. Uno solo debe acercarse a una oficina de Sunat y llevar un recibo de servicios y su DNI para obtener su numero de RUC como persona natural (Cuarta categoría). El pago de impuesto de una persona natural no está sujeto a la retención y/o pagos a cuenta del Impuesto a la Renta (IR) si perciben ingresos que no superan los S/. 2880. En pocas palabras, no se paga impuestos mientras no se supere el ingreso anual S/. 34,560. Sin embargo, con el tiempo al seguir creciendo necesité entregar  un comprobante de pago que incluya el impuesto general a las ventas (IGV) que resultó todo una aventura que contaré a continuación:

Hace ya más de un año aposté por un negocio propio, el cual me trae muchas satisfacciones pero también me llevó a considerar con mucha atención algunas variables. En esta ocasión hablaré de la formalidad y del reto que ésta significa para los emprendedores independientes.

En abril del 2015 decidí abrir una empresa de arquitectura & construcción como parte de un proceso de consolidación y crecimiento profesional. En ese momento, cuando aún ni me titulaba,sentí la necesidad de seguir creciendo con mis ¨freelances¨. Ya tenía varios trabajos pequeños en donde entregar RH, pero empezaron a llegar nuevos y más grandes proyectos. Estas oportunidades, sin embargo, me requerían la emisión de un comprobante de pago que incluya el IGV a través de una Factura en vez de un RH.

Entonces ¿Cómo nos impacta emitir una factura en vez de un RH y en qué se diferencian para nosotros diseñadores/arquitectos/ingenieros/asesores? 

Básicamente en el pago de impuestos, en la consideración de costos fijos  y el trámite mensual. Inicialmente al estar exonerados del pago de impuestos no se requería de la documentación de compras, ventas e impuestos derivados de los mismos. Sin embargo, en la tercera categoría es indispensable mantener un control de todo. A continuación un cuadro comparativo:

Recibo por Honorarios  (RH)

-Emisión de RH electrónico a través de la web

-Exonerado de pago de impuestos (IR)

Factura

-Emisión de RH y Factura electrónica a través de la web

-Declaración mensual de ingresos y egresos

-Declaración anual PDT

-Pago de impuestos (IGV + IR)

-Apertura de libros de compras y ventas notariado

-Contrato de un contador para documentación y pago de impuestos

-Al igual que para el RH, uno se debe acercar a una oficina de la Sunat para pedir la inclusión de  3ra categoría.

Si bien resulta tedioso e intimidante el hecho de pagar gastos fijos e impuestos cuando no percibimos ingresos fijos sino variables de acuerdo a los proyectos que tengamos en cartera, el emitir factura y tener una estructura empresarial consolidada es el primer paso para crecer y nos abre oportunidades en el mercado laboral.  Mi recomendación a todos los que están pensando emprender en una empresa propia sería considerar estos gastos como inversión para abrirse oportunidad en nuevos mercados e incluir los costos como parte del costo mensual.


Fuente de imagen: www.massbusinessblog.com

Verónica Cárdenas
Arquitecta graduada de la PUCP. Hiperactiva, políglota y apasionada por las causas justas. Directora de VCV ArchStudio. Regateadora de corazón y viajera empedernida.
Click to comment

Deja tu comentario

Loading Facebook Comments ...

Leave a Reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

To Top