TRENDING

Trending: La Lonche, un negocio madre e hija

Gracias a la buena acogida que tuvimos con el post pasado acerca de los negocios familiares, esta semana vamos a seguir con la misma rama. Les voy a presentar la historia de Tere y Carla, ellas son madre e hija, quienes decidieron montar un negocio propio de menús delivery para empresarios que no tienen tiempo de cocinar y quieren comer algo casero y saludable: La Lonche.

Antes de contarles esta linda historia, quiero hacer un paréntesis para recalcar algunos puntos importantes sobre independizarse y poner un negocio propio. Probablemente cuando leas estos post pienses lo siguiente: “si fuese tan sencillo como parece…”. Bueno, no es sencillo, pero es reconfortante y bastante satisfactorio. Es como ver nacer algo que tu mismo haz creado y que con el tiempo lo ves crecer poco a poco.

Como todo en la vida, vas a tener altos y bajos con tu empresa, pero está en ti saber como llevar los “bajos” y salir adelante sin perder la energía y las ganas con las que empezaste. En las próximas semanas iré posteando algunas herramientas de trabajo y cómo utilizarlas, las cuales te van a ayudar a sentar la base de tu negocio.

¡Ahora sí! Vayamos a Carla, Tere y La Lonche y veamos como en familia han logrado poner su negocio propio.

La historia comienza con Carla cuando trabajaba en las oficinas de la USIL. Es ahí donde sus compañeras de trabajo probaban las loncheras que ella llevaba para la hora de almuerzo. Con el tiempo, sus amigas le pidieron que por favor les cocine a ellas también la lonchera y es así como tuvo sus primeras clientas: primero dos, luego cinco y así sucesivamente hasta que se dio cuenta que su comida era bastante pedida y que podía ser un posible negocio para ella.

Tras darle vueltas y pensar en los número que implicaban el negocio, Carla decide estudiar un Diplomado de Cocina Peruana en la Escuela de Chefs de la USIL, para así poder aprender algunos platos criollos que ella no sabía preparar. Sin embargo, me cuenta que los dotes culinarios los viene manejando desde los 12 años, cuando su mamá le enseñaba sus primeras recetas y le decía que si quería independizarse, tenía que primero saber cocinar rico y darse sus propios gustos.

Cuando montaron La Lonche, empezaron con pocos clientes y amigos de ellas y, de pronto, empezaron a pasarse la voz (llamado marketing de boca a boca) y fueron entrando a empresas, llegando inclusive a personas que no trabajan en oficinas y que piden almuerzo para sus casas. “Vamos creciendo de a pocos, pero esa es la clave del éxito”, dice Tere.

2A continuación, les traigo la entrevista que tuve con Carla y todos los detalles de La Lonche y el negocio en familia:

¿Qué te motivó a poner un negocio propio?

Siempre quise ser independiente y ser dueña de mi propia empresa. Cuando trabajaba en oficina me iba bien, pero no era feliz y yo quería trabajar estando feliz en lo que hiciera. Es por eso que lo evalué, lo consulté con mi familia, mis amigos y decidí tomar el riesgo. Sabía que iba a ser difícil los primeros meses, pero yo siempre pienso positivo y sé que seguiré creciendo y que mis clientes estarán muy contentos siempre.

¿Cuáles son los pro y contras de trabajar madre e hija?

Bueno, como parte positiva es que puedo pasar más tiempo con mi mamá, nos une más incluso como familia. En ella deposito mi total confianza y ella siempre cuida de mi espalda y me recomienda muchas cosas, incluso comparte sus secretos culinarios y yo le enseño lo que pude aprender en la Escuela. Como parte “negativa” podría decir únicamente que no tengo compañeros de trabajo como en una oficina donde pueda “distraerme” un poco. Pero no encuentro algo negativo en el trabajo de madre-hija.

¿Qué es lo que más t gusta de ser independiente?

Me encanta trabajar y esforzarme para obtener algo para mí misma. Tengo incluso más tiempo para mí y para hacer otras actividades. Aparte, como es algo que me gusta hacer, disfruto mucho el tiempo que invierto tanto en las compras de los insumos como cuando cocino y reparto las loncheras. Me encanta cuando los clientes me escriben y me dicen que les encantó la comida, ¡que quisieran poder cocinar como yo!. Esa sensación es única y es lo que más me anima a seguir haciendo lo que hago.

¿Cuáles son los factores q consideras como obstáculos en un negocio como La Lonche?

Como todo negocio siempre hay riesgos, hay preocupación de conseguir nuevos clientes, fidelizar a los actuales, mantener una buena calidad con la comida entregada, tener a los clientes contentos y con ganas de pedir “más”. Hay mucha competencia directa también. Todo el mundo debe almorzar y el mercado laboral es tan grande que existen muchas empresas como la mía y que ofrecen el mismo servicio. Cada persona tiene una expectativa distinta, un gusto distinto, una preferencia distinta. Es por eso que existe una gran variedad de empresas de menús delivery.

Haciendo un resumen de la entrevista, vemos tres factores claves que Carla y Tere tienen bastante claros para el crecimiento de su negocio: buena calidad de los insumos, excelente sabor de la comida y fidelazación de clientes. Es super importante saber mantener los estandares de calidad en una empresa de alimentos y bebidas para que tus clientes estén siempre satisfechos y, es esto precisamente, lo que estas dos emprendedoras manejan a la perfección con su negocio.

Finalmente, los invito a probar las loncheras de La Lonche que están buenísimas, llegan súper puntuales y tienen platos variados y caseros. ¡Qué mejor que almorzar como en casa y saludable!. Las pueden encontrar en Facebook como La Lonche y hacer sus pedidos por inbox o llamando al  987 851 563.


Fotos: Carla Lopez

Alexa Arboccó
Egresada de Administración Hotelera de la USIl, pero fanática del Marketing. Ganadora de la feria de empresariado USIL Proyecto: Seafood Gourmet. Cuenta con dos diplomados: Habilidades Gerenciales y Gestión de Marketing. Amante de los animales, especialmente de los gatos. Tiene dos hijos caninos: Samantha y Magno.
Click to comment

Deja tu comentario

Loading Facebook Comments ...
To Top