SIN FRONTERAS

Sin fronteras: Berlín, la piedra con la que siempre vuelvo a tropezar

img_20141230_171430

La capital alemana es una ciudad que tiene de TODO para TODOS, con un estilo hípster y alternativo predominante, cargada de mucha historia europea y mundial y en un constante desarrollo y actual reconstrucción. Todo este conjunto de factores hacen de esta capital europea una ciudad simplemente fascinante. En mi caso, aunque la ciudad me encanta, el clima se convierte en un problema. Berlín en primavera o verano es una ciudad totalmente diferente al frío…REALMENTE FRÍO invierno, ambos tienen lo suyo, pero yo prefiero cuando hay mejor clima aunque por una u otra razón siempre termino yendo algún invierno y tropezándome otra vez con su rico clima de diciembre.

dsc_0895

La pregunta que se harán ahora es ¿por qué? Bueno, Berlín no solo es una de las principales ciudades de Europa y eso exige volver, sino que además es uno o, me atrevería a decir, el principal punto de referencia de año nuevo en este lado del mundo. El año nuevo se recibe por todo lo alto en esta ciudad y la Puerta de Brandenburgo se convierte en una verdadera fiesta, por eso si estás pensando pasar año nuevo por allá este año te aconsejo que lo dejes para el próximo porque a estas alturas ya debe estar todo bookeado y con precios altísimos.

¿Qué hay para ver en Berlín? ¡MUCHÍSIMO! Un buen itinerario de viaje a esta ciudad debería de ser por lo menos de 4 días, ya que hay cosas por ver en ciudades cercanas que toman un día más o menos. Los principales lugares para visitar (porque son muchos)  son la puerta de Brandenburgo, Checkpoint Charlie, el muro de Berlín, monumento a los judíos de Europa, topografía del terror, catedral de Berlín, plaza Alexanderplatz, palacio de Charlottenburg, plaza Potsdamer Platz, jardín zoológico de Berlín, el impresionante aquario de Berlín (AquaDom – el acuario cilíndrico más grande del mundo) y varios museos, de los que hablaré ahora. Un highlight importante tiene la torre de TV de Alexanderplatz y el edificio del Reichstad (Parlamento) los cuales se pueden visitar, y vale la pena, pero hay que reservar la entrada con anticipación (y mucha), además del SONY Center de Berlín que vale muchísimo la pena visitar sobretodo en navidad y año nuevo (es una LOCURA). NO PERDERSE el East Side Gallery con parte del muro pintada por artistas que han querido mostrar diferentes temas en sus paredes y se han mantenido hasta la fecha.

Siguiendo con lo que hay por ver, Berlín es una ciudad con muchos museos, prácticamente todos ubicados en la zona de la denominada “Isla de los museos” entre los que destaco mis favoritos: el Museo de Pérgamo y el Museo de Arte Contemporaneo (ABC de Berlín). El primero es un BÁSICO al visitar la ciudad y se debe también reservar con anticipación, en el se pueden encontrar zonas dedicadas al Islam, a Roma, Grecia y el periodo helenístico, de ahí su nombre por tener el famoso altar de Pérgamo COMPLETO dentro del museo (está cerrado hasta el 2019 por arreglos pero yo lo vi alguna vez y me quedé mudo), también se pueden ver puertas de Babilonia y muchas otras cosas impresionantes.

Cerca de la ciudad hay por lo menos dos cosas que se pueden hacer. Visitar el campo de concentración más cercano (Sachsenhausen) y la ciudad de los palacios (Potsdam), las dos visitas valen la pena y toman casi un día pero si hay que elegir entre las dos yo me quedaría con Potsdam, pero bueno al final depende de lo que quiera ver cada uno.

¿Muchas cosas por ver y visitar, no? ¡Calma! En Berlín hay varios tours muy bien organizados y están también los chicos de Sandemans con sus Free Walking Tours que siempre recomiendo. Ellos además de llevarte por todos los puntos turísticos y contarte la historia de la Alemania Nazi, los avances actuales y el pasado histórico de la ciudad, también organizan visitas a Potsdam y a Sachsenhausen, así que con ellos no hay pierde. Por último, hay un tour por los bunkers de la Alemania Nazi que también recomiendo un montón.

11428793_10153366802468529_3597082475360356718_o

 ¿Qué comer y QUÉ TOMAR? Para comer, los dulces, galletas y en general la comida alemana están bastante bien así que donde caigan no creo que tengan problema. Mi recomendación es ir alguna vez al Hofbrau de Berlín (www.hofbraeu-wirtshaus.de/berlin/), esta cadena de restaurantes original de Munich muestra muchísimas costumbres y comida alemana que vale la pena ver y probar y por supuesto cervezas, muchas cervezas, PROST!! (Salud).

picsart_1420303911949

Como dije al principio, esta ciudad se debe visitar tanto en invierno como en verano para descubrir dos ciudades totalmente diferentes en una pero si la visitan en diciembre, otro atractivo son sus mercados de navidad (Alemania es especialista en eso), no perderse el principal: Spandauer Weihnachtsmarkt – difícil el nombre…¡lo sé!

11406175_10153366873128529_20369076477556821_o

 Finalmente, un dato interesante de la ciudad y que vale la pena observar es que cuando existía el muro, Berlín quedó dividida en dos zonas Berlín del este y del oeste, sus contrastes no dejan de sorprender y hay muchas diferencias que saltan a la vista. Les dejo de tarea que se fijen en los hombrecitos de los semáforos y averigüen porque según la zona son diferentes…

 ¡¡Hasta el próximo viaje!!

dsc_0922

Yo luego de escribir esto me quedo pensando porqué volveré a pasar ese frío otra vez y de manera voluntaria


Fuente de imágenes: Jorge Bárcenas

Jorge Bárcenas
Abogado de la UPC y Master en Derecho Ambiental por la Universidad de Alicante. Vive y trabaja en Madrid desde el 2014. Aficionado a la fotografía y viajero por naturaleza. Con cámara y pasaporte en mano, todo lo demás que fluya.
Click to comment

Deja tu comentario

Loading Facebook Comments ...
To Top