EDITORIAL

Editorial: ¡Vexler, quiero que me visites siempre, es más con un ministro tan hermoso!

La República

¿Ya ven que el acoso, en realidad, no es algo normal?

El ministro Idel Vexler, que tomará el mando del MINEDU, fue recibido por los trabajadores del mismo y la exministra Marilú Martens durante la mañana.

Durante su primer acto, un discurso improvisado a los trabajadores del sector, empezó con el pie izquierdo. Al referirse a la ex ministra dijo: “Quiero que me visites lo más que puedas, es más con una ministra tan hermosa”. Después de decir eso, Vexler la cogió del brazo y le dio un beso en la mejilla. Estas palabras son repudiables en un país donde el índice de acoso sexual es uno de los más altos a nivel mundial.

El informe El Perú es un país peligroso para las mujeres de nuestra Línea de Género (espacio abierto para tratar este tipo de temas) expone las cifras del Ministerio Público que dicen lo siguiente: desde el 2009 a julio del 2016 se han reportado 881 víctimas de feminicidio; es decir, mujeres que son asesinadas por su condición de tal. Se conoce que somos el tercer país con el índice más alto de violaciones. Cada año, aproximadamente 15,000 mujeres son agredidas sexualmente. También se conoce que el 42% de los casos no son denunciados por temor; lo que hace evidente que el problema sea mayor a lo que conocemos.

Lo dicho a Martens son palabras que no pertenecen a las de un ministro de educación ¿Con qué moral puede, entonces, exigir Vexler que un profesor no les diga palabras similares a sus alumnas? ¿Con qué ejemplo puede liderar una política educativa que busca la igualdad de trato entre hombres y mujeres? La conducta despreciable del hombre misógino que acosa, manosea, margina, vulnera derechos, viola, debe ser combatida; somos una sociedad muy permisible con actos de esta naturaleza ¡Basta!, es hora de decirlo, sobre todo, desde el Ministerio de Educación. Las mujeres no son objetos sexuales. Ayer, lamentablemente, Vexler se comportó como un acosador.

Las mujeres tienen los mismos derechos que los hombres, el gobierno tiene el deber de ejecutar políticas para que así sea. Vexler, ha a dicho en su cuenta de Twitter que está en contra de todo acoso hacia la mujer. Sin embargo, no se ha pronunciado respecto a este tema en específico que, por cierto, no puede pasar por agua tibia. Esperamos que, en el tiempo próximo, Vexler pida disculpas públicas no solo a Marilú Martens[1], sino a todas las mujeres del Perú.

[1] Que más allá de su accionar político, posiblemente criticable, es una persona y merece respeto.

Click to comment

Deja tu comentario

Loading Facebook Comments ...
To Top