ECONOMÍA

¿Qué tienen en común Uber, Airbnb y una plataforma de crédito sin bancos?

Creación propia

El mundo no está cambiando, el mundo ya cambió. La manera como los humanos nos relacionamos, consumimos y nos comportamos es muy diferente en cada generación. ¿Acaso nuestros abuelos se imaginaron enviar a sus hijos adolescentes al cine en el auto de un desconocido? ¿Sabes lo que es un “ring” para hablar por teléfono? Pregúntale a tus papás.

Una de las tendencias que empieza a tomarse el mundo y que impactará cada vez más en nuestra vida cotidiana es la economía colaborativa (shareonomics en inglés), llamada también economía del compartir o aquella que se asocia a los modelos y tecnologías peer-to-peer (entre pares o personas).

Aunque en Perú es difícil de asociarlo a ésta, UBER es una de las aplicaciones peer-to-peer más usadas e innovadoras en el mundo. Esto es así porque en el Perú no existió nunca una verdadera formalización de los taxis; sin embargo, en ciudades como Bogotá, Santiago o México donde los taxis siempre fueron amarillos, formales y con taxímetro; plataformas como Uber o Cabify fueron ilegales y una novedad asombrosa a la vez. Hoy de Uber se dice que es la compañía de taxis más grande del mundo, que jamás compró uno.

Ahora imaginemos abrirle nuestra casa y brindarle posada a un completo extraño por unos cuantos dólares. Algunos pensaremos que sería imposible, otros como los fundadores de Airbnb dirán: ¡eureka! Esta plataforma para rentar casas, departamentos y habitaciones nació como la salvación de la ruina de sus fundadores, 3 diseñadores que, sin dinero para pagar la renta, decidieron inflar colchones de aire, ponerlos en su sala y ver si lograban convencer a algunos de los asistentes a una conferencia en su ciudad de quedarse con ellos y vivir una experiencia más local que en un hotel.

Hoy, Airbnb cuenta con más habitaciones listadas que Booking.com (4.5 millones de espacios); y es una de las startups más rentables del mundo. Todo soportado en su modelo colaborativo donde facilita que quien quiera tomar una habitación en 192 países se encuentre fácilmente con otra persona que se la alquila de inmediato. La app de los “colchones de aire” tiene mayor valor de mercado que grupos como Hilton o Marriott, aún sin ser dueña de una sola habitación.

Ahora imaginemos que usted necesita tomar un crédito de 5,000 dólares para la campaña escolar y se dispone a ir al banco a pedirlo y espera que la tasa no sea mayor a 20% anual; al mismo tiempo su vecino, sin que usted lo sepa, también irá al banco ese día a abrir un depósito a plazo de 17,000 soles por el que el banco le pagará 5%. Se lo encuentra en el banco, él le cuenta lo que hará, y usted le propone que se los preste a usted al 12.5%. Interesante, ¿no?

Eso hace posible Afluenta, una plataforma de finanzas colaborativas nacida en Argentina (también opera en Perú) que ofrece créditos e inversiones entre personas.

Con cientos de ejemplos, la economía colaborativa se está tomando el mundo.

Moisés Otero
Emprendor Digital, Co-fundador de la primera comunidad p2p para el cambio de dólares en Latam, MidPoint FX; Fundador de Embarkee y exGerente de Negocios de Comparabien. Escribe sobre sus vivencias, experiencia y el desarrollo del mundo startup y la industria fintech en Perú y la región.
2 Comments

Deja tu comentario

Loading Facebook Comments ...

2 Comments

  1. Like

    Febrero 8, 2019 at 7:16 pm

    Like!! Great article post.Really thank you! Really Cool.

  2. ปั้มไลค์

    Febrero 10, 2019 at 7:18 pm

    Perfectly composed articles , thankyou for information. 🙂

Leave a Reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

To Top