ECONOMÍA

Marine Le Pen: Por una Francia más proteccionista (Parte II)

A tan solo unas horas de posiblemente, la elección más determinante en la historia de Francia, es necesario empezar a analizar los posibles escenarios que la segunda vuelta de las elecciones francesas nos presentan. El siguiente informe tomará como base el estudio de las propuestas económicas de Marine Le Pen, candidata a la presidencia por el partido de postura ultra derechista: Frente Nacional y las posibles repercusiones que la implementación de medidas de corte económico, como las que dicha candidata propone podrían afectar al pueblo francés.

Sin embargo, antes de comenzar con el desarrollo del cuerpo de este informe, es vital remontarnos a la situación económica por la que hoy atraviesa Francia; un país cuyo balance presupuestal está lejos de ser eficiente repercutiendo en una evidente carencia de un superávit fiscal en los últimos 40 años, una deuda pública que supera el 93% del PBI sumado a un gasto público que hoy supera el 55% de este mismo, con una tasa de desempleo galopante que aún no supera la tragedia económica del 2008; un país que no obstante, aún se caracteriza por poseer una tasa de recaudación fiscal de entre las más altas de Europa, recaudando por concepto de impuestos y retenciones, más de la mitad de la renta bruta per cápita en el país. Ese es el país en marcos económicos que hoy reciben y enfrentan tanto Marine Le Pen como Emmanuel Macron.

Para Marine Le Pen es claro que el posicionamiento económico internacional y mejoramiento de la competitividad industrial a nivel país parecen no ser una prioridad, a través del llamado proteccionismo inteligente una de las propuestas más emblemáticas de la candidata con la cual busca la defensa de las empresas nacionales a través de un rearme arancelario, de subvenciones enfocadas y de un tipo de cambio depreciado; evitando la entrada a territorio francés a productos que no cumplan con los supuestos estándares de calidad requeridos.

Sin embargo, dichas medidas, como por ejemplo la subvenciones, no podrán ser logradas sin antes incrementar el gasto público, que como ya se acotó, se encuentra a niveles relativamente altos. Y es que, en efecto, otra de las propuestas de Le Pen, consigna un aumento generalizado del gasto estatal, que incluye desde el aumento del salario de los empleados públicos hasta el incremento del presupuesto en materia de inversión en infraestructura. Gasto que según conceptos de proporcionalidad económica deberían ser compensados, muy probablemente con el aumento de la recaudación fiscal, sin embargo, Le Pen ha afirmado que en un posible gobierno suyo se reducirá la carga tributaria para las pymes (de 33% a 24%) al igual que el predial para los de renta más baja, que derivado a largo plazo podría representar un desbalance fiscal más profundo del que ahora posee Francia.

Finalmente, tal vez una de las propuestas más controversiales de la ultraderechista, a razón de los eventos acontecidos en el Reino Unido con el Brexit, es la clara inclinación de Le Pen por seguir los pasos de su par británico. La salida de la Eurozona sería uno de los primeros pasos, dando lugar al posible regreso de franco que en palabras de Le Pen llevará a monetizar los déficits públicos y aumentar la oferta de financiación subvencionada a las familias y pequeñas empresas. Con esta salida, podrá también tener las facultades necesarias para restringir la entrada de migrantes a territorio francés, limitando este número a 10 000 anuales, como medida para combatir la amenaza terrorista que viene aquejando al pueblo francés desde hace meses.

Jorge Aguayo
Cursando mi Quinto ciclo en la carrera de Economía en la Universidad del Pacífico. Me apasiona leer sobre política, me encanta practicar todo tipo de deporte, especialmente el basketball y también me interesa debatir sobre temas de coyuntura internacional.
Click to comment

Deja tu comentario

Loading Facebook Comments ...
To Top