ECONOMÍA

Litio: ¿La nueva revolución económica en Latinoamérica?

Fuente: El Economista

En lo poco que va del siglo XXI hemos sido testigos de una acelerada variación en las tendencias. Constantemente los mercados reaccionan y se adaptan a las preferencias de consumidores, que por naturaleza son cambiantes. La evidencia indica que ni el trascendental mercado de materias primas –o commodities- queda exento de este destino.

Actualmente, nos encontramos en pleno proceso de consolidación del litio como principal commodity a futuro. La historia recordará cómo este metal puso fin a la hegemonía del petróleo, que durante los últimos 150 años fungió el rol de motor económico global. Es de esperar, entonces, una reestructuración política y económica generalizada a raíz de este acontecimiento.

¿Cuál es el motivo detrás de esta revolución?

Catalogada como madre de todas las batallas, es la energía la razón de este cambio. Históricamente, la búsqueda de fuentes de energía primaria ha determinado el orden mundial. No obstante, a diferencia del pasado hoy se tienen restricciones ambientales que indirectamente han contribuido a este desenlace. Bajo este contexto, las alternativas energéticas sostenibles y renovables surgen como principales sustitutos de los combustibles fósiles -usados indiscriminadamente por muchos años-.

Es en este punto donde entra como protagonista el litio. A primera impresión suena inverosímil que este metal ponga en jaque a la supremacía del oro negro. De hecho, hace unas décadas era considerado irrelevante y sin mayor uso que en el ámbito químico. Hoy es etiquetado como indispensable para desarrollo del mercado tecnológico. Constituye el elemento base de las baterías de diversos artefactos de alta tecnología, como celulares, computadoras y autos eléctricos. En palabras del banco de inversión más importante del mundo, Goldman Sachs, es “la nueva gasolina”.

¿Qué rol cumple el Litio en Latinoamérica?

El actual boom que experimenta el litio tiene origen en el explosivo crecimiento del sector de autos eléctricos. Como resultado, la demanda y el precio del litio se han incrementado a niveles récord. Según datos de Metalary.com, en 2002 una tonelada métrica de este mineral costaba US$ 1,590. Al cierre de 2017, este valor ascendió a US$ 9,100.

En este escenario de voraz demanda cabe preguntarse quiénes son los productores de litio a nivel mundial, candidatos a millonarios en el futuro. La mirada apunta hacia América del Sur, específicamente a un área denominada como el “Triángulo del litio”. Este territorio comprendido entre Argentina, Bolivia y Chile agrupa más del 60% de las reservas mundiales del metal. Pese a ello, las decisiones administrativas tomadas por cada uno de estos difieren significativamente. Mucho tiene que ver el modelo económico de estas naciones.

Bolivia, por ejemplo, es el país que cuenta con la mayor reserva de este mineral en el mundo. Bajo su retórica nacionalista, el plan promovido por Evo Morales implica un proceso de industrialización financiado con recursos propios. La principal crítica a este proyecto apunta a que Bolivia no posee la tecnología suficiente para afrontar el proceso por su cuenta. El no atraer los suficientes capitales extranjeros desencadenaría en pérdidas de dinero y productividad, y efectivamente de tiempo. En contraste, Chile y Argentina persiguen el mismo fin de industrialización; pero con la ayuda de la inversión tanto extranjera como nacional. De esta manera, se aprovechan mejor los recursos lo que generaría un producto final con el mayor valor agregado posible.

Pese a las distinciones expuestas, los tres países apuntan a la misma dirección. La carrera por la consolidación del principal productor de litio, sea como materia prima o bien final, sin dudas generará una revolución económica en la región andina. Empero, la disputa por el poder en este sector puede generar tensiones en la región andina. Los intereses en juego, en definitiva, son colosales.

Fuentes:

Verdict (2018).  Lithium: The world’s hottest commodity and the companies that are mining it

Latinominería (2018). ¿Qué hace Bolivia con el litio?

Metalary. Lithium Price

Reuters (2016).  Lithium – the commodity winner you can’t buy

Hugo Salazar
Estudiante de Economía en la Universidad del Pacífico. Nadador y ciclista empedernido. Con predilección por analizar el entorno macroeconómico mundial y su impacto en el bienestar de países en desarrollo. La educación nos hará libres.
Click to comment

Deja tu comentario

Loading Facebook Comments ...

Leave a Reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

To Top