ECONOMÍA

Opinión: Igualdad de género y desarrollo económico

La Banca Ética, 2017

Acontecimientos de la semana pasada dejaron en evidencia lo lejos que está Perú de lograr la igualdad de género. La misma semana en que el video de una violación en una discoteca circuló en redes sociales, el congresista Becerril presentó un proyecto de ley para retirar el “enfoque de género” y toda alusión a “igualdad de género” e “identidad de género” del Currículo Nacional. La educación en igualdad en los colegios es crucial para terminar con la ignorancia y los estereotiposmachistas en los que se basa la violencia hacia la mujer y personas LGBT.

La violación en el video y la indiferencia de los presentes no son un caso aislado, representan un problema estructural de una sociedad donde se ha normalizado la violencia contra la mujer: Perú es el tercer país del mundo con mayor número de violaciones sexuales y 70% de mujeres peruanas ha sufrido de violencia por su pareja. Las consecuencias más graves de la desigualdad de género se ven reflejadas en la violencia, pero esta también tiene consecuencias económicas a tratar en esta nota.

Además de ser un derecho humano fundamental, la igualdad de género es clave para el desarrollo económico y social de los países. La economía global no puede operar a todo su potencial con las restricciones económicas, políticas, legales, entre otras que limitan el desarrollo de las mujeres hoy en día. A nivel global solo el 54% de las mujeres en edad de trabajar participa en el mercado laboral frente al 81% delos hombres1, el ingreso promedio de las mujeres sigue siendo menor que el de los hombres por la misma clase de trabajo, las mujeres se concentran en sectores informales y de baja productividad de la economía y realizan el 75% del trabajo no remunerado en el mundo2.

1
Fuente:
Informe sobre brecha de género del Foro Económico Mundial (2016)

El argumento económico por la igualdad

Un estudio de McKinsey Global Institute (2015) estima el potencial económico de cerrar la brecha de género a nivel global: si las mujeres desempeñaran el mismo papel que los hombres en el mercado laboral (misma tasa de participación, horas de trabajo y cargos ocupados) hasta 28 billones de dólares, o 26 %, podría añadirse al PBI mundial al 2025. También calculan un escenario más conservador, donde todos los países alcanzan el nivel de progreso en igualdad de género del “mejor de su región”. Bajo este escenario, los beneficios de avanzar en igualdad de género se traducirían en más de 12 billones de dólares al 2025. La región Latinoamérica es la segunda más beneficiada (después de India) con cerrar la brecha de género, el país con mayor progreso hacia la igualdad de la región es Chile.


2 
Fuente: McKinsey Global Institute (2015)

Además de los mayores niveles de capital humano existen otros canales por los que la igualdad de género beneficia el desarrollo económico. La evidencia demuestra que el empoderamiento de la mujer a través de la inversión en su educación, incrementa los índices de nutrición y salud infantil, y el desempeño educativo de los hijos. Un estudio encontró que, por cada año adicional de formación para las mujeres en edad reproductiva, la mortalidad infantil disminuyó en un 9,5%4. Además, estudios de casos de transferencias monetarias condicionadas en países latinoamericanos muestran que las mujeres dedican un mayor porcentaje de sus ingresos a la educación, la salud y la nutrición para el hogar, reduciendo así la transmisión intergeneracional de la pobreza5.

¿Cómo lograrlo?

El problema es complejo y requiere el compromiso de diferentes instancias. A nivel de gobierno, es crítico que la igualdad de género este presente de manera explícita y transversal en las políticas públicas. El sector privado también tiene un rol crucial para cerrar la brecha de género: asegurando que exista igualdad salarial por puestos idénticos de trabajo, dando a las mujeres oportunidad a acceder a puestos de mayor responsabilidad, eliminando desventajas estructurales, entre otros. De manera individual también se puede contribuir cuestionando prejuicios, educando a los niños en igualdad y si eres hombre específicamente; apoyando en las tareas del hogar, respetando a las mujeres de tu entorno, reconociendo tus privilegios y trabajando junto a las mujeres por la igualdad.

Foro Económico Mundial (2016).The Global Gender Gap Report 2016. Encontrado en: http://www3.weforum.org/docs/GGGR16/WEF_Global_Gender_Gap_Report_2016.pdf

McKinsey Global Institute (2015). The power of parity: how advancing women’s equality can add $12 trillion to global growth. Encontrado en: http://www.mckinsey.com/global-themes/employment-and-growth/how-advancing-womens-equality-can-add-12-trillion-to-global-growth

IMF (2015). The Business case for women empowerment. Encontrado en: https://www.imf.org/es/News/Articles/2016/11/18/SP111816-The-Business-Case-for-Womens-Empowerment

Gakidou, et al., 2010, “Increased Educational Attainment and its Effect on Child Mortality in 175 Countries between 1970 and 2009: A Systematic Analysis”, The Lancet, 376(9745).

BID (2015) Igualdad de género y empoderamiento de la mujer. Encontrado en: http://www.iadb.org/es/temas/genero-pueblos-indigenas-y-afrodescendientes/igualdad-de-genero-y-empoderamiento-de-la-mujer,2604.html?isajaxrequest&actionuserstats=close&valcookie=

Valeria Jarama
Economista de la Universidad del Pacífico. Escribe sobre temas de economía del desarrollo, educación y políticas públicas.
Click to comment

Deja tu comentario

Loading Facebook Comments ...
To Top