BLOG EMPRESARIAL

¿Emprendedor o empresario?

Comprender las dificultades que enfrentan los empresarios y emprendedores son fundamentales para comprender el país que tenemos y el que deseamos construir. Analicemos sus diferencias y acciones frente al riesgo del capital, que no es igual en ambos casos.

Crear empresa en el Perú significa un acto heroico. Todo es adverso, quienes inician un negocio lo hacen con una gran motivación; parten de una idea genial y prevén resultados exitosos. También enfrentan muchos temores. Determinar de éxito no es sólo un factor de mercado, el riesgo está expresado en el Costo de Oportunidad de Capital (COK)[1].

A mayor riesgo, mayor rentabilidad

En los sesenta se desarrollaron modelos para valorizar los activos[2]. El modelo CAPM mide el riesgo del inversionista que adquiere acciones o bonos y está expresado por la variación de la rentabilidad respecto a su media en un periodo determinado. Cuando comparamos dicha variación o volatilidad con la del mercado, ésta determina un valor denominado “beta” (β).

El segundo conjunto de riesgos más importantes están determinados por el entorno donde la empresa opera, incluyendo la competencia y se refiere a las posibilidades de invertir el capital logrado en la mejor opción.

Emprendedor versus Empresario

El emprendedor –a diferencia del empresario– carece de recursos de capital, o en su defecto le son escasos, su capacidad de generar COK es fruto de sus recursos o ahorro familiar, es la generación de capital en una dinámica muy sacrificada: él lo arriesga todo.

El empresario puede y tiene la oportunidad de capitalizar su negocio a partir del sistema financiero formal. Existe un mito que dice “nunca hagas un negocio con tu plata, recurre al banco”. Si la tasa de interés es apropiada queda con el diferencial o spread. Siempre que pueda pagar la deuda, ésta genera valor.

Mi héroe: El Emprendedor

Los modelos de financiamiento que enfrentan ambos tipos de inversionistas, están afectas al riesgo, pero no en la misma magnitud ni bajo las mismas reglas.

Los modelos de financiamiento o apalancamiento impactan de manera diferente a ambos inversionistas. Las tasas de interés no son similares en tanto que son más altas para el emprendedor y más bajas para el empresario, quien obtiene capital de manera más viable. Obvio, representa menor riesgo al sistema.

Hacer empresa –especialmente la “pequeña empresa”– enfrenta una dinámica muy diferente. El emprendedor tiene que recurrir a fuentes de capital costosas, sin embargo su acción y desarrollo reduce el desempleo, crea riqueza en cascada, es decir impacta sobre otros sectores productivos que también crecen con su desarrollo.

Las sociedades que han comprendido la importancia de generar emprendedores, son las que surgen y salen adelante. Es necesario empezar pronto. Lo realizado hasta ahora, es poco.

[1] Porcentaje que mide el rendimiento del capital, en tanto este es un activo, cuyo rendimiento esperado es la alternativa de una inversión con riesgo equivalente. Es decir que analiza la rentabilidad entre varios instrumentos o alternativas de inversión.

[2] Capital Asset Pricing Mode (CAPM) modelo financiero que vincula la rentabilidad de cualquier activo financiero con el riesgo de mercado de ese activo.

Jorge Grados Torres
Profesional Senior en Marketing y Finanzas, capaz de desarrollar propuestas de valor para desarrollar modelos más eficientes. Hábil en establecer sistemas de soporte frente a la competencia. Líder de equipos en áreas de gestión donde la generación de demanda es vital. El análisis es una característica en las decisiones para maximizar el valor de la empresa. A fecha realiza acciones de Consultoría para su marca propia NFocus Opportunities for Improvement.
1 Comment

Deja tu comentario

Loading Facebook Comments ...

1 Comment

  1. suba me

    Junio 22, 2018 at 9:21 pm

    3YEUap This is one awesome blog post.Thanks Again. Want more.

Leave a Reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

To Top