ECONOMÍA

Análisis: ¿El fin de los diarios?

Fuente:Vox.com

George Orwell alguna vez dijo “si la libertad significa algo, será, sobre todo, el derecho a decirle a la gente aquello que no quiere oír”. Los diarios y revistas no solo son un medio de información y entretenimiento, sino que también han sido y siguen siendo piezas importantes para revelar verdades incómodas que a veces preferimos no escuchar.

Nuestra idea de qué, dónde y cómo consumimos ha cambiado en los últimos años. Estamos reemplazando a los supermercados y a los centros comerciales por las compras por internet. De manera similar, muchos ya no paramos a los taxis que pasan por la calle, ahora los pedimos desde nuestros smartphones y esperamos cómodamente hasta que lleguen. La forma en la que consumimos información también está cambiando. ¿Qué implica esto para los medios de comunicación impresos?

Las empresas de prensa tradicionales tienen dos fuentes principales de ingresos. La primera es la venta de diarios o revistas. A nivel mundial, estas han caído debido a los cambios en los patrones de consumo de información. Los lectores prefieren cada vez más a los medios digitales. La internet y las redes sociales nos permiten acceder a las últimas noticias de forma inmediata, gratuita, a cualquier hora, lugar y en diferentes plataformas. ¿Por qué esperar al diario de la mañana siguiente para leer acerca del último escándalo político cuando podemos encontrar un tweet con un enlace a la noticia a los pocos minutos de haber ocurrido? Para hacer frente a esta competencia, los diarios y revistas tradicionales han desarrollado plataformas web para computadoras, tablets y smartphones, así como paquetes de suscripción para sus ediciones digitales. Además, han decidido integrar sus planes de suscripción con cuponeras de descuentos para incentivar a los lectores a adquirirlos.

La segunda fuente importante de ingresos es la venta de publicidad en las publicaciones. Lo lógico es que la demanda por anunciar en estos espacios caiga durante las recesiones y se incremente en las épocas de alto crecimiento económico. En los Estados Unidos la venta de publicidad cayó durante la crisis financiera, pero no se recuperó cuando la actividad económica empezó a acelerarse. ¿Qué ocurrió? La publicidad en diarios es una forma efectiva de llegar a un gran número de potenciales consumidores. Sin embargo, actualmente la internet, y en particular las redes sociales, permiten a las empresas colocar anuncios y dirigirlos a audiencias específicas en base a criterios como la edad, género, ubicación o patrones de navegación y búsquedas. Así, las empresas tienen un mayor control de quién ve el anuncio de su producto y servicio y, además, dónde, cuándo y cómo lo ve.

Al igual que en otros sectores, la revolución digital ha obligado a la prensa a reinventarse. Para ello, los diarios y revistas han tenido que rediseñar su producto y crear o reforzar sus plataformas online. Continuar haciéndolo les permitirá retener a sus lectores y ofrecer nuevos espacios de publicidad para sus anunciantes. Además, han tenido que complementar su propuesta de valor con beneficios adicionales para atraer a nuevos suscriptores. Seguir reinventándose será necesario para sobrevivir.

Luis Cerro
Estudia Economía en la Universidad del Pacífico y trabaja en el área de Estudios Económicos de Apoyo Consultoría. Tiene experiencia en consultoría, inversiones y periodismo económico. Miembro del equipo ganador de la fase local del CFA Research Challenge 2017. Ha participado en Modelos de Naciones Unidas en Australia y Estados Unidos como miembro del equipo Peruvian Universities. Interés en política y economía internacional. Le gusta viajar, leer y el buen café.
Click to comment

Deja tu comentario

Loading Facebook Comments ...

Leave a Reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

To Top