ECONOMÍA

El arte y música como motor de desarrollo

Sinfonía por el Perú

Estudios a nivel internacional muestran que la participación en programas de arte y música tienen un impacto positivo en niños y jóvenes.

Los tipos de beneficios encontrados pueden dividirse en: 1) desarrollo de habilidades cognitivas y no cognitivas y 2) aprovechamiento del tiempo libre.

Desarrollo de habilidades

Una investigación de la OECD muestra que las clases de música tienen un efecto positivo en el rendimiento académico de los niños, en su coeficiente intelectual, sus habilidades fonológicas, y la decodificación de palabras (la habilidad de oír en un ambiente ruidoso). Estudios empíricos realizados muestran que estudiantes matriculados en cursos de educación artística muestran una actitud más ambiciosa para el trabajo académico, así como mayor nivel de compromiso y motivación (medidos a través de una mayor asistencia al colegio, menores tasas de deserción escolar y actitudes observadas o auto-reportadas como persistencia, interés en el colegio).

El proyecto “Sinfonía por el Perú: música e inclusión social”, brinda educación musical a niños y adolescentes pobres de entre 6 y 18 años. Un estudio encontró que el programa tiene impacto en los jóvenes participantes en el ámbito personal, familiar y escolar. En el ámbito personal, se encontraron mejoras en la autoestima y creatividad y una disminución de agresividad en los beneficiarios.

Específicamente, un aumento del 30% en la percepción positiva del niño sobre sí mismo y una reducción de 29% las expresiones de agresividad verbal y física.

En el ámbito escolar, en los participantes menores de 12 años, aumenta su capacidad para retener números y mejora en su nota de conducta. Además, en el caso de Estados Unidos, Catterall, Dumais & Hampden-Thompson (2012), encuentran una alta correlación entre la participación en actividades de arte entre jóvenes en situación de riesgo y sus niveles subsiguientes de rendimiento académico y compromiso cívico.

Fuente: Banco Interamericano de Desarrollo (2015)

Uso del tiempo libre

La participación en actividades de arte y música extracurriculares en el colegio implican que el niño se quede más tiempo en la escuela y evite exponerse a situaciones de riesgo. Es un hecho que los niños y adolescentes son el sector de población con mayor tiempo libre disponible. Cuando no tienen la información, orientación y apoyo necesario para utilizar su tiempo adecuadamente, son muy vulnerables a involucrarse en actividades riesgosas y negativas para su desarrollo. Entre estas actividades están el pandillaje, las drogas o los actos delictivos. En este sentido, las actividades de arte y música son una manera de usar su tiempo libre de manera productiva y de motivarlos al logro de objetivos individuales y grupales.

En general, la evidencia muestra que la participación en programas de arte y música tienen un impacto positivo en niños y jóvenes. Son un motor de desarrollo y cambio. En este sentido, deberían proponerse más iniciativas que promuevan la participación de niños y jóvenes en programas de arte y música, dentro y fuera del horario escolar.


Valeria Jarama
Economista de la Universidad del Pacífico. Escribe sobre temas de economía del desarrollo, educación y políticas públicas.
Click to comment

Deja tu comentario

Loading Facebook Comments ...
To Top