ECONOMÍA

Descifrando la competitividad de un producto

En una época, como la actual, cada vez se vuelve más frecuente escuchar que ciertos presidentes o candidatos electorales buscan implementar medidas de corte proteccionista. ¿Qué dicen? Que las industrias nacionales son incapaces de competir con otros mercados, que poseen salarios más bajos, o que el producto que fabrica otro país le quita “popularidad al tuyo”. Todas estas frases están asociadas a la competitividad de un país y es necesario desmenuzar los conceptos que yacen en el trasfondo de dichas y entender que estos mismos pueden dar forma a un largo debate sin necesariamente una salida sólida..

El Foro Económico Mundial que ha medido la competitividad entre países desde 1979 la define como “el conjunto de instituciones, políticas y factores que determinan el nivel de productividad de un país”. Pero, ¿qué se entiende por eso? En esencia, la competitividad es  la capacidad que posee tanto un país o una empresa con respecto a un bien específico para poder posicionar a dicho bien en una situación en la que este posea una ventaja con respecto a otros bienes de la misma índole. Esto puede ser ya sea porque se busca iniciar la producción de un producto o porque se tenga en mira iniciar la exportación del mismo hacia el extranjero. Esto va a ocurrir siempre y cuando el costo total del producto sea menor a la referencia.

¿Qué podría afectar los costos y por ello, la ventaja que tiene un producto sobre el otro? El salario y la productividad.

Los salarios son uno de los principales costos en el cual tiene que incurrir las empresas cuando se trata por ejemplo de fijar un precio para el producto a comerciarse. Ante un gasto mayor en el pago a los trabajadores, la compensación en el costo de dicho bien es mayor; es decir el precio de dicho bien, bajo situaciones estándares, aumentará.

Por su parte, la productividad es definida como la razón entre la cantidad de producto producido por hora trabajada. Es decir mientras, menos se necesite de trabajo , es decir,, mientras se necesiten de menos horas de trabajo para producir una unidad del bien en cuestión, la productividad será mayor y la producción más eficiente.

Es así que podemos observar que la conceptualización de la competitividad de un bien, no se reduce específicamente a un factor determinante, como lo puede ser la productividad en la obtención de dicho producto. Qué tan competitivo es bien o una industria con respecto a otra consiga consigna el estudio de conceptos como lo son la tasa salarial relativa entre países, la ventaja comparativa y el costo de oportunidad.


Fuentes:

World Economic Forum. (2016). weforum.org. Obtenido de http://reports.weforum.org/global-competitiveness-index/

Haidar, J.I., 2012. “Impact of Business Regulatory Reforms on Economic Growth,” Journal of the Japanese and International Economies, Elsevier, vol. 26(3), pages 285–307, September

 

Jorge Aguayo
Cursando mi Quinto ciclo en la carrera de Economía en la Universidad del Pacífico. Me apasiona leer sobre política, me encanta practicar todo tipo de deporte, especialmente el basketball y también me interesa debatir sobre temas de coyuntura internacional.
Click to comment

Deja tu comentario

Loading Facebook Comments ...
To Top