BLOG EMPRESARIAL

¿Cómo iniciar una empresa desde el colegio?

¿Me creerías si te digo que los futuros grandes empresarios del mundo están empezando su negocio desde el colegio? Antes se creía que eran necesarios profundos conocimientos técnicos, un amplio recorrido profesional o una abundante experiencia laboral para poner en marcha una empresa. Lo cierto es que el mundo de hoy, por naturaleza, ha demostrado que no es el mismo de ayer.

Las nuevas generaciones consideradas nativas digitales han decidido convertirse en los principales protagonistas de un nuevo ecosistema empresarial. De hecho, se cree que los célebres disertantes universitarios como Steve Jobs, Bill Gates o Mark Zuckerberg serán relegados por jóvenes con muchos años menos. Por esa razón, a continuación compartiré tres recomendaciones específicas para que puedas emprender incluso desde antes que elijas qué carrera estudiar.

Convierte un problema en una oportunidad:

Empezar averiguando las diferentes opciones que existen a tu alrededor es esencial para reconocer si tu producto será exitoso o no. En este instante empieza a emerger el espíritu empresarial: si las personas se quejan de un problema, tu primera tarea será visualizar una posible solución y convertirla en una oportunidad de negocio.

También es posible que tu hayas sido parte del problema y decidas desarrollar por propia cuenta la solución. Ese el caso de Mía, una niña empresaria que -por increíble que parezca- a sus 7 años y cursando segundo grado de primaria desarrolló un shampoo para eliminar piojos, luego de haber sufrido dolores de cabeza y quemaduras con diferentes productos farmacéuticos. Este proyecto fue presentado en el programa Shark Tank México y fue la primera emprendedora en convertir a todos los tiburones en sus socios.

Monetiza tu talento y pasión:

Dedicarse a trabajar en lo que nos apasiona puede significar esforzarnos de mejor manera porque es lo que nos hace felices. En el colegio muchas veces suele darse el caso de quienes hablan muy bien en público, preparan excelentes postres o son muy buenos en el curso de Informática, pero que no reciben el impulso para ir más allá de lo evidente.

Sin embargo, para Michael Sayman, estadounidense de familia peruana, su visión a prematura edad fue la que lo impulsó: luego de sus clases de tercero de primaria aprendía a programar autodidácticamente en Internet aprovechando su pasión por los videojuegos. Lanzó 6 aplicaciones al Play Store a través de su empresa Michael Sayman Inc., y antes de cumplir la mayoría de edad fue el mismo Mark Zuckerberg quien lo invitó a trabajar junto a él en Facebook. Este caso es reiterativo en jóvenes como Ben Pasternak y Jordan Casey, quienes se convirtieron en CEO’s de sus propias empresas tecnológicas desde los 16 años y sin haber pisado una universidad.

Aprovecha los eventos juveniles de negocio:

Aunque creas que estos espacios están dirigidos exclusivamente para un público mayor, hoy en día existen una variedad de instituciones especializadas en fomentar el espíritu emprendedor en niños y jóvenes. Y qué mejor manera que asistir a este tipo de eventos para ayudarte a resolver tu futuro profesional.

Una de estas iniciativas empresariales es la organizada por la Universidad del Pacífico: Desafío Inversionista Junior. A través de una simulación de una rueda de Bolsa de Valores, podrás comprar y vender acciones ficticias para incrementar tu capital inicial. Asimismo, la organización internacional Junior Achievement, que también cuenta con sede en Perú, desarrolla el programa La Compañía con el objetivo de que alumnos de secundaria experimenten el mundo de los negocios desde la identificación, creación y venta de un producto propio en el mercado. Un caso de éxito es Ayllu, una casaca multifuncional con cierres de seguridad para objetos de valor elaborada por alumnos de 5to año de secundaria.

No hay edad para emprender. Se trata de todo menos de los años. Y si aún no te encuentras con el convencimiento suficiente de que es posible iniciar una empresa desde el colegio, te invito a revisar los siguientes enlaces que pueden servirte como fuente de inspiración:

¿QUÉ OPINAS SOBRE ESTE ARTÍCULO?

¡Hola! Soy Bruno Florian, emprendedor y economista en formación, y me gustaría invitarte a dejar un comentario para que –en una próxima oportunidad– disfrutes de un artículo mucho mejor.

Bruno Florian
Estudiante de Economía de la PUCP. Magnetizado por el buen fútbol, la filosofía y el ecosistema startup. Soñador que no duerme.
Click to comment

Deja tu comentario

Loading Facebook Comments ...

Leave a Reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

To Top