ECONOMÍA

El discurso de Yellen y Draghi en Jackson Hole

Entre el Jueves y Sabado de la última semana se desarrolló la reunión anual de Jackson Hole, donde se hicieron presentes importantes banqueros mundiales como la presidenta de la FED, Janet Yellen, y el presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi. Los discursos que ambos dieron tuvieron como resultado algunos movimientos en los mercados, como la caída del dólar con respecto al euro.

Janet Yellen defendió la regulación financiera impuesta tras la crisis, distanciándose claramente del actual presidente de los Estados Unidos, Donald Trump. Trump tiene entre sus intenciones desregular los sistemas financieros, al deshacerse del Dodd Frank act, el cual restringe los caminos de inversión de los bancos. Además, argumenta que esto perjudica a la economía al desalentar a los bancos de prestar dinero a prestatarios que sí son buenos pagadores. Considerando que el actual periodo de Yellen termina en febrero y que Trump decidirá si la mantiene o no, su discurso el viernes dio una señal de que se podrían venir cambios en la FED.

Sin embargo, Yellen consideró que por más que se deba mantener la regulación, si se pueden realizar pequeñas reformas para hacer mas eficiente el control de los sistemas financieros. Específicamente, la presidenta de la FED comentó que se pueden flexibilizar ciertos aspectos de la Volcker Rule, la cual impide a los bancos ser dueños de hedge funds y limita el trading en derivados, commodities o acciones para beneficio propio del banco (bajo el argumento de que no le genera beneficio a los clientes y que el banco solo se debe a ellos).

Por otro lado, Mario Draghi expresó su preocupación por la posible desregulación, debido a que muchos bancos centrales se encuentran en periodos de política monetaria expansiva. El presidente del Banco Central Europeo manifestó que se debe mantener la cooperación multilateral en el comercio y mostró su preocupación por la creciente tendencia proteccionista. No comentó nada del euro, lo cual fue interpretado por los mercados como una buena noticia y la moneda europea llegó a su máximo en más de dos años con respecto al dólar, superior a 1.19 dolares por euro.

Los analistas consideran que los mensajes fueron rutinarios, que no dijeron nada nuevo y que se quedaron sin decir algunas cosas. Las reacciones de los mercados fueron, además de la caída del dólar, la caída de los rendimientos de los bonos del tesoro americano. No obstante, muchos consideran que estos ligeros movimientos no representarán la pauta de los siguiente días en el mercado y que las acciones que tomen los bancos centrales en setiembre serán importantes.

Mauricio Quevedo
Estudiante de finanzas de la Universidad del Pacífico. Gran interés en las finanzas corporativas. Apasionado por todos los deportes que involucren una pelota
Click to comment

Deja tu comentario

Loading Facebook Comments ...
To Top