ECONOMÍA

Agua: El oro líquido del Perú

El agua es uno de los recursos más complejos de gestionar por su distribución geográfica y su importancia estratégica. Se utiliza en casi todas las actividades humanas, desde la agricultura y el consumo humano hasta la industria y la minería. Y en un país donde más del 55% de la población está asentada en una costa árida y solo un 14.5% en la Amazonía donde el recurso abunda (INEI, 2016). ¿Qué retos presenta la gestión hídrica en Perú?

Podemos empezar el análisis desde una óptica geográfica. De toda el agua del planeta menos del 3% es dulce. Y de este porcentaje tan solo un tercio puede aprovecharse. La porción restante se encuentra aún en casquetes polares.

El acceso a agua de calidad en el mundo es cada vez más complicado (Foto: MINAM)

Y Perú es un país hídricamente afortunado. Es el octavo con las mayores reservas de agua del mundo, por debajo de Indonesia y encima de India. Resulta paradójico, no obstante, que alrededor de 3.4 millones de peruanos aún no cuenten con agua potable y desagüe en sus casas (INEI, 2015). El déficit de acceso a este servicio, que representa más del 10% de la población peruana, es además acentuado en las zonas rurales.

Esto se debe a dos factores principales. La infraestructura de saneamiento es insuficiente en el territorio. Y por otro lado la distribución del recurso es desigual: en la vertiente del Pacífico –donde se encuentran las ciudades costeras– se concentra el 2.2% del agua disponible, mientras que en la vertiente del Atlántico (con menor población) el 97% y el restante en la cuenca del Titicaca.

Se suman a este escenario las pérdidas en el transporte de agua potable de las plantas de tratamiento y bocatomas hacia los consumidores finales. Según la Autoridad Nacional del Agua hasta el 37% del agua tratada se pierde a causa de las infiltraciones y el mal estado de las tuberías de la red (Andina, 2018).

En la costa árida del Perú solo se concentra el 2% del total de agua disponible (Foto: Peru 21)

En consecuencia, los hogares peruanos que no cuentan con agua potable deben pagar hasta 6 veces más por el agua que el costo en la red pública.

Agua y economía:

Según las Naciones Unidas 3 de cada 4 empleos del mundo están relacionados con la disponibilidad y calidad de agua (2016). Su importancia socioeconómica es imprescindible.

La actividad agrícola ilustra perfectamente esta relación. De toda el agua dulce consumida en el mundo, el 70% es copada por los cultivos. Y la producción de alimentos deberá aumentar alrededor de un 69% para el 2030 si se buscan satisfacer la demanda de una población creciente (BBC, 2017).

La agricultura es la actividad económica que mayor agua consume (Foto: IAGUA)

En el Perú el sector agrario, que brinda empleo al 25% de la PEA, sobrepasa el promedio mundial. Este consume el 86% del agua, seguida de la población (12%) y la minería (1.3%) (El Comercio, 2018).

Futuro incierto:

La desregulación ambiental, el crecimiento demográfico y el cambio climático dibujan retos complejos para la gestión hídrica en el globo. Los conflictos por el agua están incrementándose a nivel de estados y de regiones de un mismo país.

En Perú las reservas hídricas o glaciares tropicales se han reducido notablemente. Desde 1962 se ha perdido alrededor del 57% de su superficie. Los pasivos ambientales ligados a actividades extractivistas, por otro lado, vienen dañando severamente la calidad del agua. Y en muchas ciudades como Ica y Lima el estrés hídrico está cada vez más presente.

El agua es un recurso estratégico para la supervivencia de las naciones (Foto: BBC)

Una gestión integrada del agua, que integre intereses de todos los actores del país, es imprescindible para el abastecimiento sostenible del recurso. Innovación e investigación ligada a políticas públicas serán también herramientas importantes. Estamos a tiempo de proteger el verdadero oro líquido del país.

 

BIBLIOGRAFÍA:

ANDINA (2018) Semana Nacional del Agua: Perú pierde 37% de líquido elemento al año.

BBC (2017) ¿Se está acabando el agua dulce en el mundo?

El Comercio (2018) ¿Qué se necesita para cerrar la brecha de acceso a agua?

INEI (2016) El Perú tiene una población de 31 millones 488 mil 625 habitantes.

INEI (2015) Encuesta Nacional de Programas Estrategicos 2015.

Naciones Unidas (2016) Agua y Empleo. Informe de las Naciones Unidas Sobre el Desarrollo de los Recursos Hídricos en el Mundo 2016. 

 

Francisco Melendez
Estudiante de Geografía y Medio Ambiente PUCP. Co-fundador de ATOQ, StartUp socioambiental. Explorador, innovador y ciclista en proceso. Pasión por la sostenibilidad, el desarrollo regenerativo y los viajes con propósito.
Click to comment

Deja tu comentario

Loading Facebook Comments ...

Leave a Reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

To Top