DEPORTES

Lo que no sabías de la sanción a Guerrero

Foto: Getty Images

Un Lunes negro fue el que se vivió ayer para todos loes peruanos. Paolo Guerrero, capitán de la selección peruana, fue inhabilitado con 14 meses fuera del fútbol por el TAS (Tribunal de Arbitraje Deportivo) y de esta manera se perderá el mundial Rusia 2018. Lamentablemente, esta decisión es irrevocable y marcará un precedente en cuanto a la legitimidad de las normas deportivas.

Pero, como debemos entender, es necesario analizar el porqué de este desenlace. Por ello, hay que tomar en cuenta el reglamento antidopaje de la FIFA:

http://es.fifa.com/mm/document/afdeveloping/medical/50/29/56/fifadocregulations_09.01.09_s.pdf

Hay dos artículos del reglamento antidopaje en este caso:

1º Ausencia de culpa 

2º Ausencia de culpa significativa o negligencia

La WADA (Asociación Mundial Anti Dopaje) no pidió cuatro años y se fue por dos por la ausencia de intencionalidad en tomar el té, ya que la FIFA no pudo probar esa la intención del futbolista.

La reducción, dada el 21 de diciembre, fue después por la ausencia de culpa significativa de negligencia; es decir, demostrar que no tuvo negligencia en que el metabolito aparezca en su cuerpo. Esto le daba la reducción total.

Para probar esto último, se necesita obligatoriamente demostrar la fuente de contaminación y sus circunstancias. Paolo demostró varias hipótesis,  pero ninguna fue clara, y su defensa no convenció a los jueces en la audiencia del TAS en Suiza el pasado 3 de mayo.

Cuando alguien aplica uno de los dos artículos, se tiene que aplicar el grado de culpabilidad del deportista. Hay graduación de la sanción y es por eso que salen los 14 meses del TAS. Existen “faltas leves” y “moderadas” para este caso, Paolo quería “falta leve” pero se le dio una falta moderada en el TAS.

Aceptar una hipótesis no significa que hayan creído que fue así. Lo único que Paolo demostró al 100% es la intencionalidad que no hubo; sin embargo, el hecho de que la sustancia haya entrado fue determinante en la decisión final.

Algo que no le convino fue cuestionar el ISTI, que es el proceso de control e investigación de muestras. Al cuestionar aquello, él adujo en las primeras instancias, que la contaminación fue en la orina y no en lo que ingirió, por lo que debilitó el argumento de ausencia de culpa significativa o negligencia.

Para ponerlo en fácil, el fallo del TAS entiende su no intención de mejorar su rendimiento pero lo castiga ya que, según ellos, Paolo pudo evitar tomar ese té pese a que todo su entorno estaba con los cuidados de la Federación Peruana de Fútbol.

Pero la historia sigue… El equipo peruano respalda al “Depredador” y jugará este mundial en su nombre.

 

 

Click to comment

Deja tu comentario

Loading Facebook Comments ...

Leave a Reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

To Top