CINEXCUSA

Una reflexión sobre “The Post”

The Post: Los Oscuros Secretos del Pentágono es una película dirigida por Steven Spielberg. Esta se sustenta en la historia de la filtración de los documentos clasificados conocidos como los “Pentagon Papers”, por el diario “The Washington Post”. Los papeles revelaban la intervención militar de Estados Unidos en Vietnam y llegan a las manos de Ben Bradlee, interpretado por Tom Hanks y de Katharine Graham, representada por Meryl Streep, quienes cumplen los papeles de director y primera editora del Washington Post (respectivamente).

A partir de ese momento, surge una disyuntiva en la que los protagonistas deben decidir entre publicar los papeles, exponiendo así las mentiras del gobierno Estadounidense (lo cual implicaría también arriesgar la supervivencia de su medio) o no hacerlo. Asimismo se ve el enfrentamiento entre la prensa y el Gobierno de Nixon, que intenta censurar al periódico.

La película es interesante y conmovedora, principalmente por dos razones:

En primer lugar, porque es imposible verla sin evitar recordar la opresión que se dió a los medios informativos, en la década del 90, en nuestro país. Tanto el periódico “The Washington Post” como la prensa peruana estuvieron “contra la espada y la pared” por así decirlo, frente a una situación en la que el Gobierno, es decir “la autoridad máxima nacional”, los presionaba para que guarden silencio frente a los terribles actos de violencia que cometieron.

En este sentido, la cinta muestra la lucha de estos periodistas que buscan la libertad de prensa, arriesgando no solo sus profesiones sino también sus vidas. Lo cual, al menos a mi, me recordó la censura que hubo durante el régimen “fujimontesinista” y que se vio reflejada en el secuestro al periodista Gustavo Gorriti, en la intervención que hubo a las salas de redacción del Diario La República, entre otras acciones que tomó Fujimori en su administración.

En segundo lugar, por el papel que cumple Meryl Streep como Katharine Graham. Al inicio del filme “Kay”, es la viuda de Philip L. Graham y por el suicidio de su esposo ella tiene que asumir su rol en la empresa.  Esto se puede interpretar como un primer empoderamiento por parte de la mujer ya que frente a tal situación, ella se preparaba, con el fin de estar “al nivel” de los hombre asistentes, y si bien ellos no la tomaban en cuenta, parece ser que ella misma no se sentía lo suficientemente competente, por el simple hecho de ser mujer. Lo cual también refleja la inseguridad que sintieron las mujeres al independizarse, causada por el tradicionalismo de la época.

“The Post” nos enseña, a través de su historia, más de una lección pero probablemente la más importante es que la prensa no debe ser censurada, pues las personas tienen el derecho a saber. Esta es una película, como ya lo he mencionado conmovedora e interesante, que mantiene al espectador encantado de inicio a fin. Completamente recomendable.

Alexandra Díaz Palomo
Estudiante de Ciencias de la Comunicación en la Universidad de Lima. Futura periodista. Amante de los viajes, de “El Rey León” y del olor a lluvia en la mañana.
Click to comment

Deja tu comentario

Loading Facebook Comments ...

Leave a Reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

To Top